Clases: casi todo el país acorralado por paros

Edición Impresa

El inminente inicio del ciclo lectivo 2009 muestra un panorama más que desalentador: a sólo cuatro días del proyectado retorno a las aulas, ya en diez provincias los docentes anunciaron paros, mientras que otras siete amenazan con concretar las medidas de fuerza si no median propuestas salariales mejoradas por parte de los gobernadores.
Según un relevamiento realizado ayer por Ámbito Nacional, los gremios -o algunos de ellos- anticiparon ya que estrenarán la vuelta a clases con paros en La Rioja, Catamarca, Salta, Chaco, Mendoza, Corrientes, Entre Ríos, Río Negro, Santiago del Estero y Neuquén.
Sin embargo, el lote amenaza con crecer en las próximas horas, a juzgar por los escasos resultados arrojados por las paritarias provinciales (en el caso de haber comenzado). Por de pronto, ayer se pusieron al borde del anuncio de huelgas la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires (ver aparte), además de La Pampa, Formosa, Jujuy, Córdoba y Santa Cruz.
El pasado lunes, los gremios docentes nacionales receptaron una propuesta del Gobierno nacional de suba del salario mínimo de $ 200 (15,5%), para llevarlo de $ 1.290 a $ 1.490, con la intención de ponerlo a consideración de las bases y contestar mañana.
Contraste
Pero el optimismo que, aunque con matices, mostraron los asistentes contrasta con las trabadas negociaciones locales en las provincias, donde los gobernadores intentan contra reloj garantizar el retorno a clases.
Más allá de la oferta de que ningún maestro del país gane menos de 1.490 pesos, luego las discusiones locales se empantanan, de la mano de las pretensiones de los gremios (con subas de hasta un 55%) y de la aridez de las arcas locales, impactadas desde noviembre por la crisis financiera internacional.
Precisamente por ello los mandatarios miran con ansiedad a Nación, a la espera de confirmar una nueva asistencia financiera (para el caso de los 11 distritos que la suelen recibir) o de lograr integrar ese ansiado lote.
Ante este escenario, la secretaria general de CTERA, Stella Maldonado, exigió «urgentemente a los gobiernos de las provincias que con seriedad y responsabilidad convoquen al diálogo para solucionar los problemas salariales y laborales de los docentes de todas las provincias».
Una de las situaciones más tensas se vive en Río Negro, donde el retorno a clases del pasado lunes se vio empañado por una huelga, que incluye un corte de la Ruta Nacional 22 que causa serios inconvenientes en la región.
Ayer el ministro de Educación provincial, César Barbeito, aseguró que se tomarán «las medidas necesarias como para conseguir los recursos que garanticen el cumplimiento de lo que se firme en Nación, una vez que el próximo viernes (por mañana) la CTERA apruebe la propuesta nacional».
Riesgo
También se quejó de los cortes de ruta en el Alto Valle, con los que -dijo- «están poniendo en riesgo la principal economía que tiene la provincia, como es la producción frutícola».
En tanto, y tal como lo anticipó este diario, el consejo directivo nacional de la Unión Docentes Argentinos (UDA) resolvió ayer declarar «insuficiente» el aumento salarial ofrecido por Nación en las paritarias docentes, y decidió apoyar los paros declarados por la organización sindical en La Rioja, Catamarca, Salta, Chaco, Mendoza, Corrientes y Entre Ríos.
Silvina Kristal y Lorena Hak

Dejá tu comentario