Condenas de 20 y 25 años por el asesinato de Mata

Edición Impresa

Los dos acusados de haber asesinado a balazos en junio del año pasado al comerciante Ernesto Mata, en un violento asalto registrado en la localidad bonaerense de Martínez, fueron condenados ayer a penas de 20 y 25 años de cárcel.

La sentencia fue dada a conocer por el Tribunal Oral en lo Criminal número 4 de San Isidro. La viuda de Mata, Sofía, aseguró, tras el fallo, que están «conformes» con la sentencia, aunque indicó que le hubiera gustado que les dieran a los acusados «unos añitos más» de cárcel. «Acá se hizo justicia. Estoy conforme. Los asesinos tuvieron lo que merecían», señaló la mujer luego de conocida la sentencia, e incluso después de la lectura del veredicto se acercó a los jueces del Tribunal, para saludarlos y «darles las gracias», según destacó.

Las condenas recayeron sobre Sebastián Rodríguez Vázquez -sentenciado a 25 años de cárcel- y Alejandra Ortiz -a 20 años-, acusados por el fiscal Eduardo Rodríguez por los delitos de «homicidio en ocasión de robo, en concurso real con robo agravado por el uso de armas y con encubrimiento agravado».

Tras la lectura de las sentencias, el abogado de la familia Mata, Miguel Ángel Pierri, sostuvo que los dos delincuentes «son reincidentes y no podrán gozar del beneficio de la condicionalidad, por lo cual van a tener que cumplir las condenas en su totalidad». El letrado destacó que en el caso de la mujer condenada, fue importante «una prueba obtenida durante el juicio, que no se había logrado durante la instrucción», aunque de todas maneras destacó la actuación de la fiscalía actuante.

Mata, quien tenía un comercio de ropa de hombres en el centro de Martínez, fue asesinado el 11 de junio de 2008 en su casa y frente a su familia, en la calle Libertad al 700, de esa localidad del norte del Gran Buenos Aires. El hombre había sido asaltado y despojado de dinero cuando llegaba a su casa.

Efectivos policiales arribaron al lugar y se produjo un fuerte enfrentamiento armado en el que fueron abatidos cuatro delincuentes, uno de los cuales había asesinado a Mata cuando intentó proteger a su hija menor, mientras era utilizada como «escudo humano».

Los tres delincuentes que terminaron muertos fueron Víctor Buera (esposo de Ortiz), Julián Gómez y Rubén Leguizamón. La viuda de Mata aseguró que velará «hasta el final» para que los condenados cumplan la pena en su totalidad.

Dejá tu comentario