Conquista

Edición Impresa

Las mujeres de Arabia Saudita salieron a manejar ayer, poniendo fin a la última prohibición de conducción femenina de autos que quedaba en el mundo, vista desde hace tiempo como un emblema de la represión contra las mujeres en el reino musulmán, profundamente conservador. El fin de la prohibición, ordenado en septiembre pasado por el rey Salman, es parte de las amplias reformas impulsadas por su poderoso hijo, el príncipe heredero Mohamed bin Salman, en un intento por transformar la economía del principal exportador de petróleo del mundo y abrir su cerrada sociedad.

Dejá tu comentario