Contraataque PJ a la campaña anticipada de Macri y Massa

Edición Impresa

El desembarco del macrismo en la provincia de Buenos Aires, que ensaya el jefe de Gobierno vía su segunda en la Capital Federal para enfrentar al gobernador y al intendente de Tigre, comenzó a irritar el clima de una campaña más que precipitada que se desacomoda en momentos de tensiones económicas. El peronismo salió a criticar las declamaciones del PRO como las del Frente Renovador que se referencia con Sergio Massa.

El propio Mauricio Macri ya tuvo presencia en territorio de Daniel Scioli y este fin de semana María Eugenia Vidal lo exprimió con puestas en balnearios, siempre con la consigna de promover a su jefe como candidato presidencial, una carrera en la cual el PRO no logra aún sumar a opositores en su cruzada.

Vidal asistió a la 22ª edición de la Fiesta Nacional del Automovilismo en Balcarce, junto con los referentes de su agrupación "Lalo" Ramos y Sebastián Abella. Desde allí sostuvo que "en PRO trabajamos en una construcción abierta y colectiva. Por eso convocamos a gente como 'Lalo' y Sebastián, que decidieron sumarse para colaborar en una propuesta que le mejore la vida a los bonaerenses" y se animó con que "la provincia arrastra problemas de más de 30 años, con dirigentes que se creen dueños de sus territorios". 

Vidal, Ramos (excampeón de Turismo Carretera), Abella (expiloto de TC Pista) y el presidente del Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires, Fernando de Andreis (un exlegislador porteño), visitaron el Museo Fangio, ayer, mientras que el sábado, la vicecandidata recaló en la costa, en Necochea.

En esas playas Vidal afirmó que Macri "tiene todo para ser el próximo presidente" y que el PRO "está trabajando para consolidar un equipo que gobierne la provincia y dé respuestas a los problemas de la gente".

La funcionaria porteña desafió con que "cada día que pasa, Mauricio sigue creciendo y va a demostrar que es el candidato de mejores condiciones para generar confianza en un país que está absolutamente aislado" y que "estamos trabajando para demostrar que se puede frente a una situación tan difícil como la que estamos atravesando. Hay que administrar con austeridad, tener coherencia en los proyectos y convocar a los mejores en cada lugar".

Salió entonces el ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, a replicar tanto al PRO como al Frente Renovador diciendo que "critican sin fundamento y sin propuestas superadoras" la gestión de Daniel Scioli, y "sólo tienen declaraciones agraviantes alineadas para instalarse en la agenda mediática".

"Ladran, Sancho, señal de que cabalgamos", citó el funcionario provincial para rechazar las críticas realizadas por la vicejefa PRO y diputados massistas.

"El gobernador ha demostrado con hechos, no con declamaciones, su gran capacidad de gestión", afirmó el titular de la cartera laboral y señaló "los planes Más Vida y Educar para el Trabajo, la creación de Unidades de Pronta Atención, la sanción de la Ley de Fertilización Asistida, así como también la muy notoria inserción laboral de personas con discapacidad".

Además el funcionario explicó que "se está concretando la central de contenedores del puerto La Plata, que constituye la obra portuaria más importante realizada en el país en las últimas décadas" y destacó "la reducción de la deuda provincial en relación con su PBI y la quintuplicación de la participación a los municipios".

Por su parte salió el nuevo presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, diciendo que el partido "está abierto para todos los que se fueron", pero advirtió que "aquellos que no jueguen dentro del PJ yo les diría que se acuerden de lo que decía Perón, que la única forma de destruir al peronismo es dividirlo, y que se hagan responsables".

El intendente de La Matanza consideró que si Evita hoy viviera "estaría abogando por la unidad y que las diferencias se diriman en elecciones internas o primarias", apuntando al massismo.

De todos modos el funcionario sostuvo que falta "un siglo para 2015 en la Argentina y hablar de candidaturas es faltarle el respeto a la gente".

"Nosotros, los peronistas, tenemos a lo largo y a lo ancho del país la posibilidad de gobernar y como siempre cuando tenemos estas responsabilidades nos caracterizamos por transformar el futuro de nuestros pueblos
", indicó el titular del PJ bonaerense.

"Cualquier país tiene tres o cuatro opciones. En la Argentina veo que hay un sector de derecha, que podría estar representado por Macri, uno de centro que sería el radicalismo, de centroizquierda en el que está el PJ, y el de izquierda que sería el PO. No sé donde colocar al socialismo si con la izquierda o con los radicales", concluyó Espinoza.

Dejá tu comentario