15 de marzo 2011 - 00:00

Corpacci: “Me gustaría un acuerdo de gobernabilidad”

Para Corpacci, el peso del género fue muy importante en el resultado de la elección.
Para Corpacci, el peso del género fue muy importante en el resultado de la elección.
Catamarca - Estuvo hasta entrada la madrugada compartiendo una cena en el predio La Tanita junto con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey (primo de su compañero de fórmula, Dalmacio Mera); el ministro del Interior, Florencio Randazzo; la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; el secretario de Medios y Comunicación, Juan Manuel Abal Medina; y el titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, Gabriel Mariotto. Y su cara denota el cansancio. Sin embargo, la gobernadora electa, Lucía Corpacci, accede a un diálogo con la prensa, el día después de las elecciones en las que venció al mandatario radical Eduardo Brizuela del Moral. Afirma que a partir de este triunfo se entusiasma con la idea de Cristina 2011 (al referirse a las elecciones presidenciales de octubre), que sólo «voy por cuatro años de gobierno» (en la provincia rige la reelección indefinida), y rescata la necesidad de lograr un acuerdo de gobernabilidad con el gobernador saliente.

Médica cirujana y sobrina de la familia Saadi, Corpacci aprovecha el contacto con los medios para asegurar que no se avergüenza de llevar por parte de su madre el apellido de la familia que gobernó Catamarca hasta el crimen de María Soledad Morales. «Ramón (Saadi) no es un demonio. La historia va a poner blanco sobre negro, porque el Frente Cívico se encaramó en la muerte de una chica, pero mediáticamente se manejó de una manera que los que vivimos en Catamarca sabemos que no fue como la mostraron los medios», agregó.

Analiza que «la sociedad de Catamarca vio un Gobierno provincial muy divorciado de la Nación. Y la política es el arte de acordar».

«Brizuela del Moral generó un modelo de autoexclusión», pero «debe llegar a diciembre», sostuvo. «Vamos a hacer todo para que así sea porque soy una defensora de la democracia», afirmó. Agregó que «no se debe hacer un despilfarro hasta que se produzca el traspaso del Gobierno. Me gustaría un pacto de gobernabilidad».

Es la primera vez, después de sesenta años, que en la provincia un Gobierno cambia de signo político sin que medie una intervención federal o un golpe de Estado.

«Hubo tres cuestiones básicas para ganar la gobernación: la unidad del peronismo, el desgaste propio de un Gobierno de 20 años de continuidad y el acompañamiento al proyecto nacional», declaró con visibles huellas de cansancio.

Corpacci aseguró que la cuestión de género fue un tema muy importante. «Lo hablé con Cristina y ella me dijo que las mujeres estamos haciendo un buen papel, en Latinoamérica y en el mundo», destacó.

Añadió que Catamarca quedó aislada de la región del Noroeste Argentino y que la tarea de integración es prioritaria.

Tras reiterar que muchos de los problemas que padecen los catamarqueños son de gestión, sostuvo que hay financiamiento suficiente para obras de infraestructura de servicios como electricidad, saneamiento y gas.

En cuanto a la posible influencia de la performance electoral de Catamarca en la próxima elección de Chubut, exclamó: «Yo quiero que todo sume. Yo quiero Cristina 2011».

Por otra parte, afirmó que «Catamarca es minera, pero se debe ser responsable: no podemos seguir sacando mineral en bruto, sino con valor agregado».

«Existe tecnología para atenuar el impacto ambiental, se debe auditar y debe haber recursos para ello».

Dejá tu comentario