20 de noviembre 2008 - 00:00

Crisis en Argentina: cómo impactó en siete sectores clave

Crisis en Argentina: cómo impactó en siete sectores clave
Caída de ventas, suspensiones, adelantamientode vacaciones y despidos forman parte del menú que el impacto de la crisis provoca en la Argentina.

Frente a este escenario, los malabares para amortiguar los efectos se multiplican, aunque fuera de la opción de reducir costos, pocas son las alternativas que quedan.

No sólo automotrices, bancos y frigoríficos son sectores que se ven afectados. Esas industrias son las que, como puntas de un iceberg, muestran el enfriamiento de la economía que, luego de más de cinco años de crecimiento a tasas por encima de 8%, todavía no encuentra el nuevo nivel en el que asentarse.

Varios analistas coinciden en diferenciar la realidad actual con la de fines de 2001, momento en el que el desempleo llegó a su pico y se ubicó por encima de 20%. Sin embargo, las luces de alerta se encienden en los distintos sectores que tienen que lidiar con menores ventas, lo que lleva a producir por debajo de lo acostumbrado en los últimos meses y, por ende, a reducir el personal. A este combo se agrega que, con la menor financiación (que se tradujo en una caída de 0,2% del crédito al sector privado, la primera desde 2003), hay riesgo de que la cadena de pagos se interrumpa por lo que en algunos rubros la retribución a los trabajadores podría demorarse.

BANCOS

Además de los despidos en el sector bancario (que suman más de 1.500), algunas entidades como el HSBC abrieron el paraguas y ofrecieron a todo su personal la opción del retiro voluntario.
De esta manera, la entidad pretende deshacerse de la duplicación de puestos de trabajo por la fusión con la BNL, lo que se vio empeorado por la menor rentabilidad de las últimas semanas de los bancos. Según información a la que accedió este diario, el HSBC ofrece a quienes decidan dejar su empleo, la indemnización que legalmente le correspondería además de entre dos y seis sueldos, según sea la antigüedad del trabajador.

El secretario de Prensa de la Asociación Bancaria, Eduardo Berrozpe, aseguró que «hay 19 expedientes en el Ministerio de Trabajo por despidos en distintas entidades», al tiempo que afirmó que «los bancos no están acatando la conciliación obligatoria dictada hace 15 días por el Ministerio».

Según explicó Berrozpe, son despidos no explícitos, sino de rescisión de contratos precarios.

FRIGORIFICOS Y CURTIEMBRES

Se prevé que alrededor de 40% de los 52.000 trabajadores del sector vea afectado su puesto de trabajo, según aseguró el titular del Sindicato de Trabajadores de la Carne del Gran Buenos Aires ( SICGBA), Silvio Etchehún. Hasta el momento, a las suspensiones y adelantamiento de vacaciones se suman los despidos de alrededor de 2.000 personas entre frigoríficos y curtiembres.

Esta visión no es compartida con los otros sindicatos del sector. Pero según explicaron desde SICGBA, desde 2005 que la situación del sector fue empeorando, por falta de una política global para esa rama de la industria. A esto se sumó la crisis internacional con la caída de los precios y, además, la restricción a las exportaciones de carne, que implicó para la Argentina la pérdida de algunos mercados.

Además, la caída de la producción automotriz en Estados Unidos impactó de lleno en las exportaciones de cuero: en octubre cayeron 18% las ventas al exterior con respecto al mismo mes del año pasado, a u$s 62,2 millones.

GRANOS Y LECHE

Los precios de la soja y trigo cayeron, desde sus máximos históricos alcanzados este año, 45% y 58%, respectivamente. De todos modos, para llegar a un valor de la soja similar al de estos días (en torno a u$s 331 la tonelada) hay que remontarse a setiembre del año pasado en el caso, y del trigo (a u$s 195), a junio.

Sin embargo, de mantenerse en torno a esos precios -con una soja a u$s 350 por tonelada- el superávit comercial de 2009 sería de la mitad del que se espera alcanzar este año. Así, mientras que para este período las proyecciones ubican al resultado de la cuenta corriente en torno a u$s 12.000 millones, las exportaciones caerían u$s 6.500 millones en 2009.

Otro impacto de la caída de los precios de los granos (además de la menor entrada de divisas al país) son los ingresos fiscales por retenciones, que caerían en torno a u$s 1.100 millones.

También el precio internacional de la leche en polvo se redujo a la mitad: de valer u$s 5.000 la tonelada ahora se ubica en u$s 2.500.

CONSTRUCCION

Para la UOCRA todavía no se evidencia una caída significativa en el empleo en la construcción. Esto ocurre porque, tal como explicó Ricardo Caamaño, vocero del gremio, «la característica misma de la actividad hace que fluctúe mucho la contratación de trabajadores».

Según indicó, los empleados que están en blanco en el sector oscilan en torno a 360.000, por lo que una disminución cuando no es abrupta no es tomada como una tendencia. «En 2001 en cuatro meses se pasó de 250.000 a 70.000 trabajadores, por lo que las bajas se dieron de manera vertiginosa», explicó. Sin embargo, ejemplificó que «si en alguna ciudad en particular se da que se termina una obra y quedan 300 personas sin trabajo, se siente mucho el impacto». Y hasta aceptó que en octubre en torno a 5.000 personas menos se emplearon en el sector, eso sí, siempre y cuando se trate de trabajadores registrados. Cabe recordar que en la construcción la informalidad laboral alcanza a 40%.

«Hay preocupación respecto al primer trimestre del año que viene. Los empresarios están diciendo que falta previsibilidad, lo que hace caer la inversión», indicó Caamaño.

La demanda de insumos para la construcción también disminuyó: la venta de griferías se redujo casi a la mitad. Resultado: adelantamiento de vacaciones de más de 1.500 trabajadores. Situación similar es el de los elaboradores de ladrillos, sector en el que la acumulaciónde stock por menores compras se tradujo en despidos de personal.

AUTOMOTRICES

Por primera vez desde 2003, las ventas de 0 km en octubre cayeron 3,9% respecto al mismo mes del año pasado, y al comparar con setiembre, el rojo llegó a 9,7%, según datos de la asociación que agrupa a las concesionarias (ADEFA).

De todos modos, en el acumulado de los primeros 10 meses de 2008, se registra un aumento de 15,9% en las ventas respecto al mismo período del año pasado, con un total de operaciones de 540.472 unidades.

La caída en el empleo pegó fuerte en el sector, con más de 10.000 trabajadores afectados. Cada empresa impuso distintas modalidades, como ser adelantamiento de vacaciones (para cerrar líneas de producción enteras), suspensiones de días o de una hora por jornada (como en el caso de Peugeot), freno de posibilidad de trabajar horas extras y despidos o no recontrataciones de trabajadores, como en Renault.

COMERCIO

Las ventas cayeron entre 15% y 20% en las grandes ciudades y ese porcentaje hasta se duplica en los lugares más chicos del
interior según los números de CAME. «Los rubros que más están siendo afectados son los de electrodomésticos, indumentaria y joyería», explicó su titular, Osvaldo Cornide.

Según indicó, el ámbito laboral también está siendo afectado, pero aún no hubo despidos. «El 90% dejó de dar la posibilidad de trabajar horas extras y hay 30% de suspensiones», explicó. En ese sentido, dijo que en la industria hay una ruptura en la cadena de pagos, por lo que, la falta de liquidez implicaráque a fin de mes haya problemas para pagar los sueldos.

Para paliar las bajas en las ventas de electrodomésticos, las grandes cadenas lanzaron promociones del estilo «sólo por hoy», en las que se ofrecen equipos de aire acondicionado y plasmas por hasta 25% menos que el precio de lista.

Otro rubro que sufrió caída en sus ventas es el de indumentaria. En este sector inciden dos factores: además de la menor demanda local se une la menor llegada de extranjeros. Según CAME, en octubre la facturación fue 20% inferior a la del mismo mes del año pasado.

MAQUINARIA AGRICOLA Y AGROQUIMICOS

La baja de los commodities agrícolas, que afectó la rentabilidad del sector, derivó en que durante este año la venta de maquinaria para el campo cayera 30% respecto al año pasado. Y las perspectivas para 2009 no son muy distintas: se espera que continúen las bajas y que las ventas sean aún 20% inferiores a las de este año, según aseguraron fuentes del sector.

Por otra parte, según un estudio del Instituto Económico de la Sociedad Rural, para la cosecha 2008/2009, la venta de fertilizantes caería 33%, lo que implica 1.200.000 toneladas menos. Además, se estima que la facturación de agroquímicos será 45% menor a la de la campaña anterior. En ese sentido, el glifosato, uno de los principales insumos, pasaría a facturar u$s 650 millones menos, en torno a u$s 1.134 millones anuales.

Dejá tu comentario