Crisis: las provincias descartan cuasi monedas

Edición Impresa

Pese a la creciente estrechez que sufren sus arcas, producto del impacto de la crisis financiera internacional, los gobernadores descartan por el momento que esté entre sus planes la emisión de cuasi monedas para financiar sus gastos.
La advertencia sobre el fantasma del retorno de los bonos provinciales fue ventilada en las últimas semanas de manera creciente por distintos consultores que ponen la lupa sobre las finanzas del interior.
La mirada negativa se apoya en la preocupante desaceleración de las remesas de coparticipación en las provincias, que se evidencia desde noviembre pasado, producto del empobrecimiento de la recaudación nacional. A ello se suma la merma también en los niveles de percepción de tributos provinciales.
Sin embargo, pese a ello, los ejecutivos todavía confían en capear el temporal sin recurrir a la temida emisión de títulos.
Por caso, ayer el ministro de Hacienda de la provincia de Mendoza, Adrián Cerroni, aseguró que a pesar de la debacle financiera mundial, no será necesario emitir ningún tipo de cuasi moneda. «Creemos que en Mendoza no va a hacer falta recurrir a ese mecanismo; por lo pronto, trataremos de agotar las instancias en cuanto a la ayuda que nos pueda dar la Nación», dijo el funcionario. 
Estrategia
El ministro de la gestión de Celso Jaque aseguró además que el Gobierno nacional es consciente de que todas las provincias están mal, por lo que consideró que tendrán que armar algún tipo de estrategia para darles ayuda.
Por su parte, el ministro de Hacienda y Finanzas catamarqueño, Mamerto Acuña, explicó que a pesar de que Catamarca, como la Argentina, tendrá un año difícil por la crisis económica mundial, no emitirá bonos como otras provincias. «No es necesario que Catamarca emita bonos», dijo el funcionario del otrora radical K Eduardo Brizuela del Moral, ya que la provincia tiene otros mecanismos de financiamiento a los que puede recurrir para paliar la crisis, sin necesidad de volver a los títulos públicos.
En tanto, el ministro de Economía de la provincia de Chaco, Eduardo Aguilar, también descartó que una iniciativa similar pueda llegar a ser implementada por el Gobierno de Jorge Capitanich. «Ni por cerca la situación está como para analizar la posibilidad de bonos», disparó sin medias tintas, disipando la posibilidad de revivir títulos como los locales «quebrachos» a nivel provincial.
Esta semana, por caso, el titular de la Caja de Jubilaciones de Córdoba, Osvaldo Giordano, había advertido que «existe el riesgo cierto de que las provincias emitan cuasi monedas» para financiar sus gastos corrientes, y enfatizó que «no sería deseable» que ello sucediera.
«Lo que muestran las finanzas públicas indica que la recaudación por coparticipación está en el mismo nivel que el año pasado, y que los gastos estatales subieron entre el 20 por ciento y el 30 por ciento en 2008», resaltó, en declaraciones a Cadena 3.
Giordano también destacó que «si a eso se le suman las aspiraciones de incremento salarial, se genera un cuadro complicado».

Dejá tu comentario