Cruce de piropos en debut Solanas-Carrió

Edición Impresa

Algunos temas no se tocarán, como la política venezolana ni el peronismo, entre Elisa Carrió y su nuevo socio Fernando Pino Solanas, recién llegado de los funerales del expresidente Hugo Chávez, para lograr coincidencias en otras materias. Con esas consignas avanzan las agrupaciones con la idea de compartir la boleta en las elecciones de octubre.

"No es que esta misma noche nos pongamos a bailar un tango, ni sé bailarlo y le golpearía las piernas", explicó Solanas ante el público en una jornada de presentación de proyectos de ley contra la corrupción.

"Y encima yo no bailo", le sonrió Lilita a su lado en el estrado de la tenida.

Solanas paseó por distintos modos de galantería y obtuvo respuestas de su partenaire como "cuando yo llegué a la política Pino ya era un luchador".

Risas y aplausos

Dijeron también que ninguno claudicaría en sus históricas confesiones. "Por ejemplo yo polera no me voy a poner", ejemplificó Carrió, observadora de las prendas que viste el cineasta.

Muchas risas y aplausos en el primer acto que compartieron la Coalición Cívica y Proyecto Sur en camino a la sociedad electoral.

En la jornada "por la ética pública y contra la impunidad" también fueron oradores Leandro Despouy, presidente de la Auditoría General de la Nación y Antonio Gustavo Gómez, fiscal general ante la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán.

Se realizó en la Universidad del Museo Social Argentino y coordinó el legislador porteño "Maxi" Ferraro, de la Coalición Cívica.

Solanas dijo que "la ciudadanía nos está pidiendo unidad en la lucha contra la impunidad y la corrupción. Hay que construir puentes de búsqueda que nos lleve a un frente electoral amplio, grande, que pueda dar respuesta a una ciudadanía que se siente huérfana".

Objetivo

Carrió reforzó asegurando que "aquí hay un objetivo político que es evitar que se sigan destruyendo las instituciones de la República y para eso hay que garantizar que todos los senadores nacionales por la Ciudad de Buenos Aires sean de la oposición, quién mejor que Pino para ser senador por la Capital, no se trata de los cargos, se trata de un lugar histórico, se trata del lugar de Alem, del lugar de Alfredo Palacios, del lugar de Lisandro de la Torre".

La diputada, inclusive aludió a los temas en los que no coincidirá con nuevos aliados, sosteniendo que "las sociedades se pueden unir de dos maneras, organizadamente en lo idéntico para excluir al resto, el vamos por todos es una unidad basada en una hegemonía y la otra unidad posible es que la condición humana es en sí misma una diferencia, una diferencia que alegra porque si todos fuésemos idénticos el mundo sería muy aburrido".

Las agrupaciones, Proyecto Sur y la Coalición Cívica, firmaron un documento que propone "la declaración de imprescriptibilidad de los delitos de corrupción como una de las herramientas en contra de la impunidad" y la "incorporación de la Convención Interamericana contra la Corrupción como tal, mediante la sanción de un proyecto de ley", entre otros puntos.

"A no asustarse, esto recién comienza. Ésta es una construcción que tiene como objetivo derrotar a los dos gobiernos en la Ciudad de Buenos Aires", remarcó Solanas al finalizar el encuentro que se llevó a cabo por la tarde, para referirse a la administración de Mauricio Macri y al kirchnerismo.

Carrió insistió con que "acá hay un objetivo político, que es fundante: evitar que se destruyan las instituciones y hay que garantizar que los tres senadores por la Capital sean de la oposición".

Finalmente, la diputada admitió que seguramente "habrá diferencias" con sus nuevos aliados políticos, pero "esconderlas sería traicionar al electorado", aseguró.

El acuerdo se vería reflejado en las posiciones de los bloques de una y otra agrupación en la Legislatura porteña.

Dejá tu comentario