14 de agosto 2014 - 00:00

Cupones bursátiles

Y en "cupones" recientes, mencionamos que det´ras de la enorme marquesina en que se ha convertido el tema de Argentina vs. Griesa (y los fondos), moraban otras situaciones en espera y a las que hay que prestarles suma atención porque terminando el "show" de Nueva York, acapararán el medio de la escena. Y no son de bajo calibre. Una de la que nos ocupamos bastantes días atrás en el fallo que emergió de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que no es institución menor, sino que en ella convergen buena parte de las naciones. Y se dio que 43 de ellas, denunciaron a nuestro país por lo que es difícil de poder defender: "obstaculizar" el ingreso de productos del que se habían bloqueado en la Aduana, casi u$s 500 millones más (llevando el total del ejercicio a unos u$s 2.800 millones).

Los funcionarios locales vuelven al mismo camino que el asunto con los bonistas, apelar el fallo en contra, estirar los tiempos y en la medida de lo posible, que caiga detrás del actual Gobierno. Pero, resulta otra muestra de cómo se van perdiendo crédito (como nación confiable) para la llegada de capitales. Y si existen listas de "espera" para que se pueda uno imaginar a interesados en venir a instalarse, resulta que partió un proyecto de ley hacia el Congreso, que es una de las mejores fórmulas para que los que se acercaban salgan en disparada. (Y varios que ya están, lo piensen dos veces, para seguir estando). Es novedad de la semana, con sus pormenores, el avanzar a gran paso para la "intervención" en la cadena que forma precios de los productos. Un territorio muy vasto, con muchos vericuetos, también con la larga lista de fechas con fracasos (para gobernar de aquí y del exterior, que intentaron su aplicación y desordenaron totalmente los "precios relativos" con sanciones -expropiaciones- que pueden resultar antojadizas y bajo la única visió del que ha forjado la ley). Recordar que la nueva ley, sobre Mercado de capitales -todavía sin echar a rodar- otorga privilegios en la CNV que muy fácilmente se mimetizan con potestar intervencionista que han despertado sumas inquietudes en el empresariado (hasta en los propios operadores de mercado).

Alguien -a quien no podemos recordar con precisión- legó una brillante reflexión y útil para todo ámbito: "Hay un punto, donde ya no se controlan los acontecimientos. Ellos pasan a controlarnos..." Y toda la madeja de distintos colores y gravedades, dan la sensación de que hemos entrado en la segunda fase descripta. Parece.

Dejá tu comentario