De contornos bajistas

Edición Impresa

La rueda de ayer no contuvo dudas, ni variables que se oponían unas contra otras, sino que resultó nítidamente bajista. De tono leve, conviene remarcarlo, pero con un desarrollo que dio la sensación de un dejarse llevar «al garete» y sin que en el timón se ejerciera presión manifiesta. Jornada gris, desvaída, como la tarde o como una fecha de «martes 13».

En el exterior el aporte no resultó tampoco de incidencia importante, por más que el Dow Jones y medio pasito más arriba -con el 0,12%- sirva para adosarle adornos de otro nivel máximo. Y en el Bovespa algo por el estilo, sumando el 0,24% sumamente liviano, aunque sosteniendo lo que también se pondera por estar en sus máximos.

El Merval nunca pudo superar su cierre anterior, salvo por unas décimas desechables, como teniendo un techo fijado desde antes del arranque. El piso del índice principal se ubicó en «2455» puntos, para después quedar algo más arriba y con el último consignado en «2463» unidades. En porcentual, el desnivel rozó el 0,9% de baja y las diferencias fueron en la misma dirección: con 23 aumentos y 38 papeles en baja. De última, al incorporar la voz del volumen negociado denotó más incursión de oferta, yendo a más de $ 46 millones de efectivo. Puede que existiera alguna incertidumbre desde lo político, sesión del Congreso mediante, aunque el amesetamiento de negocios resulta el rasgo más pernicioso, tras el gran inicio del mes con las variables en armonía y expansivas. Todo parece querer demostrar, que se retorna a la marcha racionada en los negocios. Y ayer, ya sintiendo la falta en las cotizaciones. Sin gravedad, no fue buena rueda. La Bolsa, opacada.

Dejá tu comentario