10 de abril 2015 - 00:00

Denuncian a petroleras que operan en Malvinas

Alicia Castro
Alicia Castro
 El Gobierno presentó ayer una denuncia penal en la Justicia argentina contra cuatro empresas petroleras que están operando en las costas de las islas Malvinas. Lo hizo en una jornada en la que se renovó la tensión diplomática con Gran Bretaña y cuando la posibilidad de juicios contra las compañías que buscan petróleo en Malvinas habría formado parte de la "preocupación" expresada por el Foreign Office a la embajadora argentina Alicia Castro.

Ésta es la primera oportunidad en que empresas internacionales que buscan petróleo en el mar de Malvinas, son llevadas a la Justicia. Con anterioridad, en agosto de 2013 la Secretaría de Energía inhabilitó por períodos de 15 a 20 años a seis empresas para desarrollar actividades en el país, por realizar exploración en la plataforma continental en zonas próximas a las islas sin haber obtenido habilitación de parte de la autoridad competente de la Argentina. Entre esas firmas, Falkland Oil and Gas, Premier Oil y Rockhopper se encuentran también en las denunciadas ayer.

La Cancillería y el Ministerio de Planificación presentaron ayer ante la Procuración General de la Nación una denuncia penal contra Rockhopper Exploration plc, Premier Oil plc, Falkland Oil And Gas Limited, Noble Energy Inc. y Edison International SpA, y sus directores, gerentes, síndicos o representantes, por llevar adelante actividades de exploración de hidrocarburos en la plataforma continental argentina sin haber obtenido autorización de la Secretaría de Energía.

La denuncia penal se efectuó en aplicación de la Ley N° 26.915 de diciembre de 2013, que contempla la responsabilidad penal en que incurrirán las personas físicas y jurídicas que, sin la autorización del organismo competente, realicen actividades de exploración o explotación de hidrocarburos en el lecho o en el subsuelo del mar territorial o en la plataforma continental argentinos.

Las empresas denunciadas integran un consorcio responsable de la contratación de la plataforma semisumergible Eirik Raude, que el 6 de marzo inició una campaña exploratoria en la cuenca Malvinas Norte, a unos 200 kilómetros de las islas, con el plan de perforar al menos seis pozos en un período estimado de 240-260 días.

Previamente, el 2 de marzo el Gobierno de Cristina de Kirchner ya había comunicado al Reino Unido una "formal y enérgica protesta" por el inminente inicio de actividades de perforación. Asimismo, el 9 de ese mes presentó una nota a la empresa Ocean Rig, propietaria de la plataforma Eirik Raude, mediante la cual insta a la empresa a abstenerse de realizar actividades no autorizadas en la plataforma continental argentina.

Rockhopper y Falkland Oil and Gas son empresas creadas en Gran Bretaña para operar en Malvinas. Premier Oil también es británica y según su página web tiene intereses en Reino Unido, Asia y África. Noble Energy es una empresa estadounidense con actividades de exploración en el golfo de México. En apariencia, Edison es una empresa energética italiana.

La potencial riqueza petrolera en el mar que rodea a Malvinas viene siendo objeto de negocios poco claros en Gran Bretaña desde hace varios años. Entre 2010 y 2011, Rockhopper y Desire recaudaron fondos en la Bolsa londinense para explotar el yacimiento Sea Lion frente a las islas , sin que se haya pasado de la etapa de perforaciones preliminares.

Dejá tu comentario