Diputados FpV deslizaron teoría de suicidio inducido

Edición Impresa

 El bloque de diputados del Frente para la Victoria mantuvo ayer una reunión a puertas cerradas en permanente comunicación con el Poder Ejecutivo Nacional. Al término de ese cónclave, el presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez, deslizó la teoría de un presunto suicidio inducido del fiscal especial de la causa AMIA, Alberto Nisman. "Queremos saber la verdad, queremos saber qué sector mafioso, de los que todavía existen, llevó a Nisman a tomar esta decisión", exhortó Domínguez. La jefa de bloque, Juliana Di Tullio, recién llegada de vacaciones en España, respaldó esa teoría: "Queremos saber con quién habló, qué lo llevó a tomar esta determinación y a volver antes de finalizar sus vacaciones para acusar a la Presidenta. Le pedimos a la Justicia celeridad, que investigue a fondo. Necesitamos saber quiénes estuvieron en contacto y por qué el fiscal Nisman tomó esta decisión tan dramática".

La postura del bloque oficialista fue pendular desde que detonó la denuncia de Nisman. Cuando la macrista Patricia Bullrich invitó al fiscal especial de la causa AMIA a aportar pruebas en una reunión informal de la Comisión de Legislación Penal, los diputados del Frente para la Victoria avisaron que no serían parte de ese encuentro. Pero 24 horas después, a través de la ultracristinista Diana Conti, presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales, cambiaron de estrategia y advirtieron que irían a la reunión con Nisman con "los tapones de punta".

La estrategia estuvo a cargo de la secretaria general del bloque, Teresa García, ya que la jefa de la bancada, Juliana Di Tullio, estaba de vacaciones en la península ibérica mientras el Gobierno nacional salía en defensa de Cristina de Kirchner y Héctor Timerman, luego de las imputaciones de Nisman por presunto encubrimiento del atentado terrorista a la mutual judía AMIA.

Recién llegada de sus vacaciones, que no interrumpió en medio de la crisis judicial que afectaba a la Casa Rosada, Di Tullio quiso saber ayer por qué Nisman suspendió sus vacaciones con anticipación para volver a trabajar en la causa en plena feria judicial.

Domínguez, quien manifestó su pesar y sus condolencias a la familia de Nisman, insistió durante la conferencia de prensa de ayer en la teoría de una interna en la Secretaría de Inteligencia y advirtió: "Queremos que se esclarezca el hecho, qué lo llevó a tomar esa decisión. Tenemos la certeza de que hay sectores de la Inteligencia del Estado nacional que son el último reducto donde todavía no llegó la transparencia y la democratización".

Junto a Domínguez y Di Tullio había una veintena de diputados nacionales del Frente para la Victoria, incluido Andrés Larroque, también imputado por Nisman, Leonardo Grosso, Jorge Landau, Carlos Kunkel, Mara Bower, Héctor Recalde, Juan Cabandié y Diana Conti, entre otros.

Dejá tu comentario