17 de mayo 2011 - 00:00

Djokovic acorraló a Nadal y podría desplazarlo en París

Djokovic tendrá en Roland Garros la gran chance de bajar a Nadal de lo más alto del ranking. ¿Le temblará el pulso?.
Djokovic tendrá en Roland Garros la gran chance de bajar a Nadal de lo más alto del ranking. ¿Le temblará el pulso?.
Para algunos, el punto de arranque fue en diciembre del año pasado, cuando llevó a Serbia a ganar la primera Copa Davis de su historia. Su cabeza rapada como un skinhead y sus orejas prominentes circularon por el mundo tras aquella conquista. Otros sostienen que, en realidad, el gran salto lo dio en marzo, en el Masters 1000 de Indian Wells, cuando derrotó por primera vez a Rafael Nadal en una final, con el aditivo de revertir un marcador adverso. Lo cierto es que Novak Djokovic, con siete títulos sobre el lomo en lo que va de 2011, llegará a Roland Garros como el máximo candidato.

A fuerza de actuaciones soberbias, el serbio copó la tapa de los diarios e imantó a las cámaras de TV. Sus 37 triunfos consecutivos lo depositan muy cerca de los 42 del estadounidense John McEnroe, por ahora dueño del récord. Si se contabilizan los resultados de la final de la Copa Davis, suma 39 triunfos consecutivos, la sexta mejor racha en la historia de la era abierta, a siete del récord que Guillermo Vilas estableció en 1977. La seguidilla del por ahora N° 2 del mundo incluye cuatro éxitos sobre Nadal en finales, todas correspondientes a Masters 1000. Sin duda, la más rimbombante fue la que obtuvo hace dos semanas en la Caja Mágica de Madrid, en territorio español, con la gran mayoría del público vivando a su hijo pródigo.

El próximo domingo arranca Roland Garros y todo parece indicar que será en París donde Djokovic podrá desplazar a Nadal de la cima del ranking. Le alcanzará con ser finalista, independientemente de lo que suceda con el español. Es que, con el título en Roma, el serbio quedó a 405 unidades del N° 1. Y mientras Rafa pondrá en juego la corona (2.000 puntos) adjudicada en 2010, Nole tendrá que mejorar los cuartos de final (360 puntos). «Está haciendo cosas increíbles. En todos los partidos es muy duro física y mentalmente», opinó Nadal. Y añadió, con cierta impotencia: «Hago lo que puedo. No puedo pedirme más. Hago bien las cosas, pero un jugador está haciendo las cosas mejor que yo. Pruebo soluciones cada semana, así que veremos».

Para Djokovic, el hecho de haber terciado en el duopolio que ejercieron Nadal y Federer hasta 2010 ya lo enorgullece. «Es un honor increíble ser, de alguna manera, parte de la historia del tenis y parte de un grupo élite de jugadores: Federer, Nadal, McEnroe, Lendl. Son tipos que ganaron mucho», manifestó.

«No sé qué tanto bien le haga al tenis, pero es bueno que alguien más sea capaz de ganar además de Federer y Nadal. Lo hace más interesante», redondeó el serbio, el mejor del año sin discusión. En Roland Garros tendrá la posibilidad de materializarlo en números. Sólo de él depende.

Dejá tu comentario