Ducati es superbike

Edición Impresa

La marca de bandera italiana, que recientemente fue protagonista en San Juan del campeonato mundial World Championship SBK, anunció que ingresa a los concesionarios la flamante Panigale V4.

Buenas noticias para los amantes de Ducati. Mientras la marca fue uno de los grandes protagonistas en la 12ª fecha del campeonato mundial World Championship SBK, que tuvo lugar en el flamante circuito El Villicum en San Juan, la nueva Ducati Panigale V4 ya está disponible en el mercado en sus distintas versiones (ver recuadro).

UN MARCO VIP

Los apasionados seguidores de la marca italiana disfrutaron por primera vez en la Argentina de esta competencia mundial a través de los servicios que Ducati puso a disposición, como el parking exclusivo, espacio de hospitalidad VIP y visitas a boxes del equipo oficial. Fue sin dudas el marco ideal para disfrutar de este gran espectáculo donde la marca cosechó tres nuevos podios. En su palmares, Ducati acumula 14 campeonatos de pilotos y 17 campeonatos de fabricantes.



PANIGALE V4

Con la Panigale V4 comienza un nuevo y excitante capítulo en la historia de Ducati, una nueva "sinfonía" de toda la actuación y emoción italiana. Se trata de la primera moto Ducati producida en serie que tiene un motor tetracilíndrico, derivado directamente de la MotoGP Desmosedici.

Es un concentrado de tecnología, estilo y rendimiento Ducati. Con una cilindrada de 1.103 cm3, 214 CV y una relación peso/potencia de 1,1 CV/kg (pesa por debajo de los 195 kg), esta moto establece un nuevo estándar en el segmento de las motos de producción supersport.



La Panigale V4 sustituye a la emblemática 1299 en el tope de gama de las supersport de Ducati, al mejorar el rendimiento y la manejabilidad para que todos los pilotos de cualquier nivel puedan disfrutar de una diversión y emoción ilimitadas. La Panigale V4 ha sido desarrollada en estrecha colaboración con Ducati Corse, basándose directamente en el conocimiento y tecnología del mundo de la competición para ofrecer una moto de carretera lo más cercana posible a su homóloga de MotoGP.



El destacado rendimiento de la Panigale V4 se subraya por un nuevo diseño que, si bien sigue la línea de las motos supersport que la precedieron, ahora transmite con más eficacia la potencia y esencialidad de las motos de competición. La denominación Panigale V4 combina la seductora etiqueta "Panigale" con la designación "V4" que marca la ruptura con el pasado, indicando el comienzo de una nueva era para el fabricante de motocicletas con sede en Bolonia.

Ducati Supersport.

La filosofía seguida por el equipo de desarrollo de la Panigale V4 se refleja en el enfoque adoptado por Ducati al desarrollar una moto de carreras: la completa integración del motor, bastidor y piloto. Para lograr ese objetivo, se ha empleado la tecnología derivada de MotoGP. Se ha involucrado en el desarrollo a los técnicos y pilotos de Ducati Corse, convirtiendo a la Panigale V4 en una moto deportiva de serie que se asemeja a un prototipo de MotoGP, desarrollada tanto para ofrecer un excelente rendimiento en circuito como para una excepcional manejabilidad en carretera.



El motor de la Desmosedici Stradale es un V4 a 90° con distribución Desmodrómica, precisamente como la Desmosedici GP de la que también se recoge el diámetro de 81 mm (el máximo permitido por la reglamentación de MotoGP). Esto se ha combinado con una carrera más larga que la empleada en competición (dando una cilindrada total de 1.103 cm³) para aumentar el par en bajas y medias revoluciones y reducir el régimen máximo con tal de que su potencia sea más manejable.

Parking exclusivo.

El nuevo motor entrega una potencia máxima de 214 CV a 13.000 rpm, haciendo que la Panigale V4 sea la moto más potente del segmento, pero fácil de conducir gracias a un par motor de 12,6 kgm a 10.000 rpm. Contrasta el rendimiento tan sobresaliente de la Desmosedici Stradale con unos dilatados intervalos de mantenimiento, haciendo que sólo sea necesaria la comprobación del juego de válvulas cada 24.000 km.

El motor de la Panigale V4 es el único de la categoría de deportivas con una configuración en V a 90°. También es el único motor que utiliza tecnologías como el cigüeñal contrarrotante y el encendido "twin pulse". Estas soluciones tienen un impacto positivo en la dinámica de la moto, haciéndola más ágil en los cambios de dirección, rápida y estable en rectas y asegurando una manejabilidad más fácil a la salida de las curvas. La ya de por sí elevada potencia de la configuración de serie del Desmosedici Stradale se puede aumentar hasta los 226 CV montando el escape de competición completamente de titanio, realizado por Akrapovisegún las especificaciones de Ducati Corse.

La Panigale V4 no sólo establece unos nuevos estándares de rendimiento. Gracias al potencial de la plataforma inercial de Bosch de seis ejes, un paquete electrónico de última generación con algunas características nunca vistas hasta ahora, define unas nuevas normas en cuanto a seguridad activa y control dinámico del vehículo en cualquier situación de conducción. La Panigale V4 introduce controles inusuales como la intervención en la deriva durante las frenadas, ABS con asistencia en curvas sólo en la rueda delantera gracias a una configuración especialmente diseñada para una conducción en circuito, y el Quickshift Up & Down con una estrategia que tiene en cuenta el ángulo de inclinación.

Todos estos controles -desarrollados en pista junto con los pilotos oficiales y probadores Ducati- se incorporan en los tres nuevos Riding Modes (Race, Sport y Street) y se pueden ajustar a través del innovador tablero TFT que sitúa a la Panigale V4 como la moto más tecnológica de la categoría.

Dejá tu comentario