Edición Impresa

Economía digital para el desarrollo inclusivo

OPINIÓN

Por Andrés Ibarra, ministro de Modernización de la Nación.-

Por primera vez, los ministros y principales referentes de Economía Digital del G-20 nos encontraremos en la Argentina. Será en Salta, el jueves y viernes de esta semana, y partiremos de una convicción: erradicar la brecha digital, porque para el desarrollo inclusivo de las naciones es fundamental no dejar nadie fuera de este nuevo paradigma, donde la tecnología se posiciona cada vez más como un aspecto indisociable de la vida cotidiana.

En esta era cada vez más veloz, necesitamos no sólo maximizar los beneficios que las nuevas tecnologías nos ponen a disposición sino también compartir con todos el conocimiento, la comunicación inmediata, la posibilidad de hacer trámites a distancia. Para ello el Estado juega un rol clave. El primer desafío para el sector público tiene que ver con la relación con los ciudadanos: necesitamos un Gobierno 100% digital a disposición de los argentinos a través de un medio tan democrático como es internet.

Entre las delegaciones que estarán en la reunión habrá grandes referentes en la materia, como Singapur, México, que lanzó una plataforma que nuclea la información antes distribuida en más de 5.000 sitios para simplificar los trámites o Corea del Sur, que es el país mejor ranqueado en términos de gobierno electrónico según la ONU.

En Argentina estamos desarrollando una Agenda Digital cuyo gran objetivo es alcanzar la inclusión digital de todos los ciudadanos, impulsar un salto productivo en la economía, reducir el costo de la producción de bienes y construir un gobierno eficiente y centrado en el ciudadano.

En nuestro país, hoy más de 1000 trámites ya se hacen por internet: desde crear una empresa o exportar productos al exterior hasta patentar una idea o inscribirse en cualquier registro. Esto nos permite ahorrar más del 60% de tiempo y erradicar todas las desventajas del formato papel, pero todavía hay mucho por hacer y las experiencias compartidas en el G-20 son, sin lugar a duda, aprendizajes que incorporar en la construcción de este modelo único que se adecúe a las necesidades de un país tan singular como es Argentina.

Otro de los grandes desafíos para el foro está vinculado con la infraestructura. No podemos hablar de potenciar la economía digital si cada argentino, desde La Quiaca hasta Tierra del Fuego no pueden conectarse a internet de calidad a un precio accesible. En nuestro país, las estimaciones indican que uno de cada tres argentinos no tiene acceso y gran parte de la población tiene dificultades en su uso. Para responder a esta demanda estamos desarrollando, por ejemplo, el Plan Federal de Internet, para desplegar más de 30.000 kilómetros de fibra óptica en 1300 localidades de todo el país donde los privados no llegan.

Esta, al igual que muchas otras iniciativas, está alineada con la propuesta del G-20: expandir la infraestructura digital y la cobertura para comunidades aisladas e históricamente relegadas. Para esto también estamos potenciando la colaboración público-privada e incentivando la innovación en todas las esferas, desde las redes comunitarias hasta fondos como el Servicio Universal, constituido por aportes de los distintos prestadores de servicios TIC.

En este encuentro, en la que estaré acompañado por Lino Barañao, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Argentina, discutiremos sobre inclusión digital, medición de la economía digital, digitalización de PyMEs y emprendedores, defensa de los consumidores y la incorporación de tecnologías emergentes.

En definitiva, buscaremos alcanzar un consenso que nos permita que cada vez más personas aprovechen los beneficios de esta nueva era. Un paso fundamental para garantizar el desarrollo inclusivo global.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario