Efecto Once: cayó Luna, último delegado gremial

Edición Impresa

Antonio Luna, el último funcionario que permanecía en el Gobierno producto de la alianza sellada entre Nestor Kirchner y Hugo Moyano, fue desplazado ayer de su cargo como subsecretario de Transporte Ferroviario, que ocupaba desde junio de 2003.

La salida de Luna, dirigente vinculado al sindicato que nuclea a los maquinistas de trenes, La Fraternidad, se concretó luego de que fuera imputado por la tragedia de Once y en medio de versiones sobre su posible procesamiento en el expediente que lleva adelante el juez federal Claudio Bonadio.

El desplazamiento se produce luego de la renuncia Antonio Sícaro, que había pasado de la Comisión de Regulación del Transporte (CNRT) a la Subsecretaría de Regulación Normativa y que también quedó imputado por la causa de Once.

Luna y el jefe de La Fraternidad, Omar Maturano, visitaron ayer a la mañana al ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo. De ese encuentro salió la renuncia del dirigente ferroviario.

En Gobierno, ayer, se justificó el cambio en la necesidad de Randazzo de reordenar su equipo con gente de su confianza. En el gremio, en cambio, dijeron que la salida de Luna estaba pautada desde hacía tiempo y tenía como fecha principios de septiembre.

Incluso, Maturano sugirió en su lugar a Ricardo Forli, un ingeniero exFerrocarriles Argentinos y a cargo de la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria que maneja las líneas Mitre y Sarmiento.

En Transporte aclararon que esta semana se conocerá al reemplazante, que surgirá de varios candidatos de perfil técnico, y que además deberá contar con la confianza de Randazzo.

El nombre del sucesor de Luna servirá como tester para saber si los gremios preservan, en el nuevo esquema y bajo la órbita de Randazzo, algún nivel de protagonismo en Transporte. Es un formalismo: el reordenamiento de la cartera, ejecutado la semana pasada, «vacía» las subsecretarías por rubro y concentra la toma de decisiones en dos oficinas creadas, una administrativa a cargo de Gerardo Otero y otra de gestión, adonde había sido designado Sícaro que unas horas después, el viernes pasado, le presentó su renuncia al ministro.

La caída de Luna completa, además, al menos en los niveles de mayor visibilidad la sangría post tragedia de Once: semanas después del accidente renunció Juan Pablo Schiavi, hace días se fue Sícaro, ayer le tocó el turno a Luna. Así y todo, en Gobierno sostienen que la secuela no responde a una lógica común sino a que Randazzo pretende, para el ciclo que comienza en Transporte, contar con un equipo de su extrema confianza.

Regresos

El ahora exsubsecretario volverá esta semana a su cargo como secretario de Políticas Ferroviarias de La Fraternidad. Comenzó a trabajar en el área ferroviaria en 1972 y en junio de 2003 alcanzó el cargo de subsecretario de la mano de un acuerdo entre Kirchner y Moyano, que contempló ocupar todas las segundas líneas de Transporte -entonces con Ricardo Jaime al frente- con dirigentes sindicales.

En los últimos tres meses se fueron, en medio de la disputa entre Moyano y Cristina de Kirchner, el moyanista Jorge «Gallego» González, que reinó en la subsecretaria de Transporte Automotor. En julio, en tanto, la guillotina cayó sobre Ricardo Luján, al frente de Puertos y Vías Navegables, que reportaba a Juan Carlos Schmidt (Dragado y Balizamiento), un ladero del camionero.

Luna subsistió en el área a pesar de sucesivos accidentes que involucraron trenes. Y también a las derivaciones de la investigación por el asesinato de Mariano Ferreyra, que pusieron bajo sospecha las empresas tercerizadas del ferrocarril Roca bajo influencia de José Pedraza -líder de Unión Ferroviaria, detenido y sometido a juicio oral- y de la Unión Ferroviaria.

Respecto de la investigación por la tragedia de Once, el exsubsecretario presentó un escrito en el juzgado de Bonadio en el que se desligó de cualquier responsabilidad y la descargó en los organismos de control. La línea de defensa de Luna -y de su jefe, Maturano- es que las decisiones en el sector estaban a cargo del exsecretario Juan Pablo Schiavi, y su verificación de la CNRT.

Dejá tu comentario