11 de noviembre 2013 - 00:00

Efecto trigo: hoy es más cara una pizza que un kilo de lomo

Efecto trigo: hoy es más cara una pizza que un kilo de lomo
El aumento de las últimas semanas en el precio de la harina se vio reflejado en las pizzerías. Tal es así, que hoy en algunos casos es más caro comprar una pizza grande de mozzarella que un kilo de lomo de novillo. En tanto, la pizza compite cabeza a cabeza con el precio del lomo de ternera, considerado uno de los cortes más exclusivos.

En un relevamiento hecho por Ámbito Financiero en diferentes restoranes y carnicerías porteñas, se evidencia que, por ejemplo, en Romario una pizza grande de mozzarella con aceitunas, de 8 porciones, con la que comen 3 personas (o 4 de poco comer), cuesta hoy $ 92. Ahora, si a esa comida se le agrega algún ingrediente extra como jamón, llega a pagarse en ese local hasta $ 108. En tanto, un kilo de lomo de novillo, en una carnicería, puede conseguirse entre $ 82 y $ 88. Mientras que el kilo de lomo de ternera, un producto calificado siempre como un lujo, alcanza hoy los $ 96.

Una recorrida por distintos locales basta para descubrir la brecha que hay entre la pizza, considerada una comida "barata", y el lomo. En La Farola de Cabildo, una simple grande de mozzarella cuesta $85, mientras que con el agregado extra de jamón pasa a costar $ 122, un 30% más que el lomo de novillo. En tanto, en Pizza Cero, de zona norte, la de mozzarella cuesta $ 86 y en El Almacén de Pizzas, uno de los lugares más codiciados para esta comida, la grande de jamón, que tiene 10 porciones, cuesta $ 105. Con esta disparidad de precios podría decirse entonces que es más barato para una persona comer 300 gramos de lomo que tres porciones de pizza.

De la mano del aumento en el costo de vida de los últimos años, los precios de los alimentos fueron de los más castigados por la inflación. Entre ellos, los que están hechos sobre la base de harina, ya que la bolsa subió en octubre hasta alcanzar los $ 350.

¿Por qué tiene lugar esta suba desmedida? El aumento de la pizza y sus derivados se da principalmente porque falta trigo en el mercado local. La campaña de siembra del año pasado fue la peor de los últimos 100 años, lo que llevó a que hoy haya poquísimo trigo disponible. Los productores trigueros señalan las políticas intervencionistas del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, como las causantes de que se haya sembrado poco trigo en 2012. Esto lleva a que no exista hoy un precio estable para el cereal ni previsibilidad para apostar en el trigo.

En las últimas semanas la bolsa de harina llegó a superar los $ 350, triplicando así el valor con el que había arrancado el año. La consecuencia de esto se vio reflejada en los precios al público que subieron automáticamente como la pizza, las pastas, el pan y las facturas.

Dejá tu comentario