25 de noviembre 2013 - 00:00

El Astor para “La jaula de oro”

Amado Boudou y  Liliana Mazure, entregan el Astor al productor  de “La jaula de oro”, Edher Campos , ganadora del Astor de Oro.
Amado Boudou y Liliana Mazure, entregan el Astor al productor de “La jaula de oro”, Edher Campos , ganadora del Astor de Oro.
Mar del Plata (Enviado especial)- El sábado terminó el 28° festival marplatense. Como suele ocurrir, los diversos jurados cometieron aciertos y desconciertos en forma pareja, y en la ceremonia de cierre hubo que aceptar los gritos de Federica Pais como animadora (chispeante, eso sí). Poco después, un locutor oficial anunció la llegada del vicepresidente Amado Boudou en el momento en que se iban a anunciar los últimos premios.

En detalle: "La jaula de oro", de Diego Quemada-Díez, Guatemala-México, drama duro, preciso y previsible sobre el via crucis de tres guatemaltecos queriendo llegar a los EE.UU., se ganó el Astor de Oro, los premios del público, Cronistas (compartido), ADF (fotografía) y Signis. "Pelo malo", de Mariano Rondón, Venezuela, mejor director y mejor guión, lo que es muy bueno pero suena a poco. La española Marian Alvarez, mejor actriz por "La herida" (igual que en San Sebastián), y Vincent Macaigne mejor actor por "La bataille de San Solferino". Mención especial, el tenso "Día brillante", de Hossein Shahabi. Y lo mejor, premio especial del jurado, "Little Feet", una delicia de 62 minutos con solo tres niños, dos peces y mucha ternura que apareció recién el viernes, la última de la competencia.

A recibir el premio subieron Alexandre Rockwell, autor, y Lana Rockwell, su hija, actriz principal y coguionista, de solo diez años, muy derechita, vestidita de negro con zapatitos blancos. También hubo otros niños esa noche. Una pulguita muy suelta representando al jurado infantil de la sección Mar de Chicos (votan el mejor corto para niños) y un pibe tímido que solo se suelta ante la cámara, Lautaro Murray, protagonista de "Choele", donde hace de hijo de Leo Sbaraglia. Presente en la competencia argentina, "Choele", de Juan Sasiain, ganó el envidiado Movie City (146.000 $), Sadaic y mención Feisal. Pero el premio oficial de mejor argentino se lo llevó el experimental "La utilidad de un revistero", de Adriano Salgado. Y mejor de la sección latinoamericana, "Los insólitos peces gato", de Claudia Sainte-Luce, México, enésima historia de una enferma terminal llena de vida, pero bien contada.

El resto, en síntesis. "Fantasmas de la ruta", primario pero eficaz, premios Argentores, Cronistas, y mención Signis. "El vals de los inútiles", documental chileno-argentino sobre la rebelión estudiantil trasandina, Sica y mención Feisal. Ada Frontini, mejor directora argentina por "Escuela de sordos". Mejor corto argentino, "Espacio personal", de Natural Arpajou.

Otros premios fueron para las nacionales "El crítico", comedia semiromántica, "Maravilla, un luchador dentro y fuera del ring", "Polvareda", "El blues de los plomos" y otros 5 cortos y 5 películas a medio terminar (sección Work in Progress). También para el aburrido "Penumbra" (México, premio Fipresci) y las chilenas "Videoclub" (terror), "Las analfabetas" y "Las niñas Quispe". Injustamente sin nada se fueron "Yvy maraey. Tierra sin mal" (Bolivia), "El amor a veces" (regreso de Eduardo Milewicz a la dirección) y el thriller venezolano-argentino "Esclavo de Dios". Ya vendrán tiempos mejores para estas tres películas.

P.S.

Dejá tu comentario