El campo se reunirá el martes con Gobierno (igual hace paro)

Edición Impresa

El campo aceptó ayer la convocatoria del Gobierno para una reunión el martes de la próxima semana en el Ministerio de Producción junto a su titular, Débora Giorgi. Sin embargo, anunció un paro de comercialización de hacienda y granos por cuatro días, desde las 12 de hoy hasta la misma hora del martes.
La dirigencia rural aseguró además que el diálogo del próximo martes con la funcionaria -el primer encuentro en tres meses desde que Giorgi asumió- será «sin condicionamientos». Aunque el Gobierno insiste con que no está dispuesto a hablar del tema de las retenciones a las exportaciones. Hoy, la Mesa de Enlace se reunirá en la localidad cordobesa de Leones en un acto que -según los dirigentes- será multitudinario.
«Vamos a ir a la reunión, pero igual tenemos derecho a protestar. Es lícito que tengamos cuatro días de protesta y el martes nos reunamos. Además el encuentro del martes es a las 14 horas y el paro termina a las 12», sostuvo el presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, en una declaración que sonó irónica. El diálogo debe ser «sin condicionamientos. El Gobierno cedió a realizar la convocatoria producto de la presión del sector, donde permanece el mandato de protesta de las bases», continúo Buzzi.
El titular de Confederaciones Rurales Argentinas, Mario Llambías, afirmó que «hablaremos de todos los temas que hacen al desarrollo, incluido el de las retenciones, lechero, carnes, lanas, sequía, todo», y agregó que «hemos sido agredidos, chicaneados y queremos que el diálogo sea amplio y abierto y que podamos salir de este difícil momento dentro de un marco de dignidad para los hombres del campo».
Mientras tanto, la presidente Cristina de Kirchner, aseguró que «la voluntad de diálogo está. Tenemos que tener voluntad para entender la particular situación que vive el mundo», afirmó en declaraciones radiales y demandó en tanto «un poco más de equilibrio, un poco más de sensibilidad, un poco más de racionalidad en los planteos. Lo importante es intentar el diálogo y hacerlo sin amenazas, sin presiones».
La mandataria puso como ejemplo la voluntad oficial de diálogo en las reuniones que mantuvieron de forma secreta desde enero el ministro de Producción Federal, Julio De Vido y el titular de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, con el fin de «acercar posiciones».
A su vez, Biolcati salió a contestarle ayer al Poder Ejecutivo: «Lo que hizo el Gobierno fue mostrar una carencia total de códigos. Yo respeté la palabra empeñada, cosa que no hizo el Gobierno. La decisión de difundir sus encuentros estuvo destinada a evitar cualquier tipo de acuerdo», en alusión al comunicado que emitió el miércoles el vocero presidencial, Miguel Núñez, en donde se informaba que el dirigente mantenía reuniones con el funcionario.
Ya el domingo pasado el Gobierno -a través del diario Página/ 12- en una nota del periodista Horacio Verbitsky adelantó que Biolcati habría mantenido conversaciones con el Gobierno y que el diálogo no iba en buen camino debido a que no había acuerdo por una posible baja en las retenciones a los granos, principalmente la soja.
Invitación rechazada
A su vez, el titular de CRA, Mario Llambías, reveló ayer que fue llamado para mantener una reunión privada con el ex presidente Néstor Kirchner, pero que rechazó la invitación.
«Todas las reuniones deberían ser abiertas para que la gente sepa de qué se habla y para que no ocurra lo que le sucedió a Biolcati», afirmó el dirigente.
Los ruralistas anunciaron además que el próximo 12 de marzo en Córdoba habrá un encuentro multisectorial en el que participará la industria, los comerciantes, algunos políticos, entre otros. «Elegimos el 12 porque ese día va a hacer un año de la formación de la Mesa de Enlace. Se dijeron muchas cosas de nuestra unidad, que nos mantenía unidos el espanto y no el amor, entre otras, pero lo que nos mantiene unidos es la realidad. Los reclamos siguen y los problemas deben ser resueltos», afirmó Buzzi.
Cabe recordar que el cese de comercialización de productos agropecuarios incluirá sólo carnes de hacienda gorda y granos, y quedaron exceptuados leche, frutas y hortalizas, y alimentos para la ganadería.
Por último Llambías recordó que el país pasó de producir 97 millones de toneladas de cereales a 67 y que por día se matan 400 vacas de tambo, «eso es lo que nos mantiene unidos», aseguró el dirigente.

Dejá tu comentario