15 de septiembre 2009 - 00:00

El Cayc celebra sus 40 años y 25 de su Bienal de Arquitectura

Los arquitectos Juan Carlos Fervenza, Carlos Sallaberry y (abajo) Enrique Cordeyro, miembros del Comité Cayc de dirección de la XII Bienal Internacional de Arquitectura de Buenos Aires, que se abre el 3 de octubre.
Los arquitectos Juan Carlos Fervenza, Carlos Sallaberry y (abajo) Enrique Cordeyro, miembros del Comité Cayc de dirección de la XII Bienal Internacional de Arquitectura de Buenos Aires, que se abre el 3 de octubre.
El próximo 3 de octubre se inaugurará la XII Bienal Internacional de Arquitectura de Buenos Aires, resultado de las actividades del Centro de Arte y Comunicación, que cumple cuarenta años de existencia.

El Cayc es un foro independiente que trabaja en proyectos creativos e intelectuales relacionados con el arte, el diseño y la arquitectura. Sus miembros promueven la comunicación de ideas y propuestas a una audiencia mayor y subrayan la importancia del arte en la vida pública. Creado en 1969, como un ámbito cultural privado en tiempos de Onganía, el Cayc afianzó su papel de espacio alternativo de diálogo para artistas, arquitectos e intelectuales durante los años de la última dictadura (1976-1983) y, por otro lado, quiso difundir las obras de los creadores fuera del país.

El Centro institucionalizó la invitación a figuras sobresalientes del mundo del pensamiento: importantes figuras de distintos continentes visitaron Buenos Aires en esos años tristes justamente porque no se trataba de una sala «oficial».

Vinieron Umberto Eco -cuando sólo era conocido en los cenáculos intelectuales-, y Abraham Moles, que fue el primero en aplicar la teoría de la comunicación al arte, en 1971.

En septiembre de 1969 la institución recién creada expuso por primera vez en la entonces Galería Bonino, la muestra Arte y Cibernética que surgió de un viaje de sus directores a Japón en febrero de aquel año. En Tokio, con artistas y matemáticos que trabajaban juntos en el Computer Technique Group (CTG), desarrollaron una labor colectiva con la herramienta que comenzaba a ser una vedette tecnológica: la computadora. Así se generó una muestra en la que participaron Luis Benedit, Antonio Berni, Ernesto Deira, Víctor Grippo y Rogelio Polesello, entre otros. El resultado de esos trabajos fue la exhibición de obras llevadas a cabo durante seis meses en el Centro de Cómputo de la Escuela ORT, en la Galería Bonino. Este primer grupo fue el embrión de lo que luego sería el Cayc en Viamonte 452.

En 1971, Jerzy Grotowsky, que había participado en un encuentro de directores de teatro en Córdoba, vino a Buenos Aires. Lo habíamos conocido a principios de los años 60 en Polonia, gracias a Jorge Romero Brest. A partir de su visita, una semana después de sus charlas en el Cayc, un pequeño grupo de artistas argentinos comenzaron a reunirse y luego de varios encuentros, de los veinticinco convocados quedaron trece. Curiosamente, como el número de bancos del Teatro Laboratorio de Grotowsky en Opole. Ese fue el origen del Grupo de los Trece. Con el correr del tiempo algunos se alejaron para radicarse en Europa; así quedaron nueve participantes: ocho artistas y un crítico. Jacques Bedel, Luis Benedit, Jorge González Mir, Víctor Grippo, Leopoldo Maler, Vicente Marotta, Alfredo Portillos, Clorindo Testa y quien escribe esta nota.

Luego pasó a llamarse Grupo Cayc, nombre del Centro que los agrupaba. En 1977 el Grupo obtuvo el máximo galardón en la XIV Bienal de San Pablo, que por única vez ganó un país latinoamericano. Entre otras exposiciones, desde entonces el Cayc presentó «De la figuración al arte de sistemas», en el Centro de Artes Camden, de Londres, con obras de 23 artistas argentinos. Al año siguiente, «Hacia un perfil del arte latinoamericano», en la III Bienal Coltejer de Medellín, Colombia; expuesta luego en Buenos Aires, circuló más tarde por Pamplona, Madrid, Varsovia, Reikiavik, Quito, Panamá y dos centros de arte estadounidenses: la Galería Anderson de la Universidad de Virginia, y el Museo del Oberlin College, en Ohio.

«Arte de sistemas» (con 60 artistas latinoamericanos, incluidos los argentinos), se expuso en el Centro Internacional de Cultura de Amberes y, luego, en el Instituto de Arte Contemporáneo de Londres, en 1974. Luego, en el Espace Cardin de París y el Palazzo dei Diamanti de Ferrara, Italia, en 1975; y en el Museo de Arte Moderno de Louisiana en Humlebaek, Dinamarca, en 1977. El año siguiente, «América latina 78», en la Fundación Joan Miró de Barcelona. Las obras salían del país dentro de containers en los que figuraban como ropa usada, milagrosamente nunca fueron abiertos al salir de Buenos Aires.

Entre los simposios en el exterior, el Cayc organizó las «Jornadas Interdisciplinarias de arte corporal y performances», en el Centro Georges Pompidou de París. «El arte de la Performance», en el Palacio Grassi de Venecia, en asociación con la Universidad de Nueva York. Luego, el «Primer Encuentro Internacional de Críticos de Arquitectura», organizado con la Fundación Joan Miró, de Barcelona en 1980. «Diálogo entre las Américas y Europa», en el Museo de Arte de Lausana, con críticos como René Berger (su director); Georges Boudaille, presidente de la Bienal de París; el gran crítico de Milán, Gillo Dorfles; Clement Greenberg, uno de los grandes teóricos norteamericanos; Alessandro Mendini, el gran diseñador italiano; y Angiola Churchilll, decana de la New York University, entre otros, en 1981.

Con ella el Cayc codirigió ICASA (Internacional Center of Advanced Studies on Art), que organizó coloquios, exposiciones de arte y arquitectura haciendo dialogar a artistas, intelectuales y arquitectos de Estados Unidos, Europa y Latinoamérica. La subsede del Centro -asociado a la New York University- funcionó de 1972 a 1993.

En las salas del Cayc, la generación de estudiantes de aquellos años, concurrieron a cursos y talleres de destacados arquitectos e intelectuales. En ese contexto, el Cayc organizó en 1985, la Bienal Internacional de Arquitectura que desde aquella primera edición se fue convirtiendo en uno de esos foros de comunicación destinado a facilitar los encuentros y los intercambios entre arquitectos de todas las latitudes.

En su historia, participaron los grandes nombres de la arquitectura internacional como César Pelli, Jean Nouvel, Richard Meier o Norman Foster, entre otros. Hoy la Bienal ocupa el segundo lugar en trascendencia a nivel internacional, después de la de Venecia, por su continuidad y calidad de invitados.

La XII Bienal BA09, se presentará del 3 al 12 de octubre, en el Centro Cultural Recoleta. Las conferencias magistrales se desarrollarán del 6 al 9 de octubre, en el Buenos Aires Design, donde también se expondrán los premios anunciados en la página www.premios cayc.com.

El actual comité de dirección de la Bienal está integrado por, Roberto Converti, Enrique Cordeyro, Juan Carlos Fervenza, Matías Gigli, Miguel Jurado, Fabio Morales, Daniel Muñiz, Miguel Pato, Enrique Pichon Riviere, Carlos Sallaberry, Clorindo Testa y el autor de esta nota.

Dejá tu comentario