El desafío de abrir la serie

Edición Impresa

En lontananza, por el desarrollo de la Copa América y en la previa de las elecciones para jefe de Gobierno porteño, desde hoy y hasta el sábado Argentina también protagonizará un importante compromiso en el estadio Mary Terán de Weiss, en Villa Soldati, donde recibirá a Kazajistán, por los cuartos de final de la Copa Davis. El segundo examen del camino a la Ensaladera de Plata comenzará a rendirse desde las 11, cuando Juan Mónaco, segundo singlista y N°43 del mundo, abra la serie ante Andrey Golubev, el mejor del conjunto visitante y N°45. Los antecedentes favorecen claramente a «Pico», quien está 2-0 arriba en el historial.

«Será clave estar concentrado y jugar bien. Tengo que imponerle mi ritmo a Golubev y aprovechar la localía, que es muy importante», sostuvo el tandilense, que se convirtió en segundo singlista tras la baja por lesión de David Nalbandian y le ganó la pulseada a Juan Ignacio Chela, a quien «Tito» Vázquez preservará para disputar mañana el dobles junto con Eduardo Schwank. A continuación del match de Mónaco jugará Juan Martín del Potro, que regresa al equipo tras dos años de ausencia. «No va a ser fácil. Sorprendió que Kazajistán le gane a República Checa. Todo puede pasar. Voy a dejar todo porque cada día que pasa me voy sintiendo mejor sobre el polvo», dijo la «Torre de Tandil», N°19 del mundo, que se medirá con Mikhail Kukushkin, N°67, y viene de participar sobre el césped de Wimbledon.

La serie continuará mañana con el dobles: Chela-Schwank se enfrentarán a Evgeny Korolev y Yuriy Schukin. Mientras que en la jornada del sábado Del Potro jugará ante Golubev y Mónaco frente a Kukushkin. Ambos equipos nunca se enfrentaron por la Davis, pero sí lo hicieron en mayo por la Copa Mundial por equipos de Düsseldorf, donde Argentina se impuso por 3-0 con Chela y Mónaco en el equipo. Pero ésta será otra historia. Y los pingos habrá que verlos dentro de la cancha.

Dejá tu comentario