El "liso", un patrimonio de la ciudad

Edición Impresa

 En diciembre pasado la municipalidad local declaró oficialmente al "liso" como Patrimonio Cultural de la ciudad de Santa Fe. El reconocimiento es para el tradicional vaso de 250 centímetros cúbicos con el que los santafesinos toman la cerveza tirada. Se trata de un invento de Otto Schneider, el primer maestro cervecero local, que llegó a Santa Fe en 1907 y se maravilló con las cualidades del agua que, decía, era similar a la región de Pilsen, en la actual República Checa, que es la cuna mundial de las cervezas lager.

El nombre de este particular vaso santafesino -que, bien servido, lleva dos dedos de espuma- se debe a que Schneider sostenía que al ser de vidrio liso, sin ninguna textura, permite sentir la temperatura y apreciar mejor el color y la pureza de la cerveza.

"Queremos que este modo especial de llamar a la cerveza tirada, de barril, que nació y se desarrolló en esta ciudad allá por 1930, tenga su lugar destacado y pueda ser promovido y difundido como un producto característico de los santafesinos", dijo la concejal Adriana Molina, impulsora del proyecto.

Dejá tu comentario