20 de enero 2011 - 00:00

“El turista”: light pero entretenida

La actuación de Johnny Depp, la seducción de Angelina Jolie, bellos paisajes y un guión aceptable vuelven recomendable «El turista», primer film hollywoodense del director del excelente film alemán «La vida de los otros».
La actuación de Johnny Depp, la seducción de Angelina Jolie, bellos paisajes y un guión aceptable vuelven recomendable «El turista», primer film hollywoodense del director del excelente film alemán «La vida de los otros».
«El turista» (The Tourist, EE.UU.-Francia , 2010, habl. en inglés). Dir.: F. Henckel von DonnersInt.: A. Jolie, J. Depp, T. Dalton, S. Berkoff, P. Bettany.

El director de «La vida de los otros» firmó un contrato con Hollywood y de inmediato se volvió más light. Su nueva película, «El turista», también tiene como punto de partida el seguimiento y espionaje, pero esta vez el asunto es menos serio, ya que los policías que espían a Angelina Jolie están más preocupados por ver si tiene puesta ropa interior que por hacer bien su trabajo, consistente en atrapar al amante de esta elegante dama inglesa que vive en Paris, ya que el misterioso hombre en cuestión robó una fortuna a uno de los más adinerados y peligrosos gangsters europeos.

Después de dos años de no tener contacto con el ladrón fugitivo, la protagonista recibe una carta que le pide que se tome un tren a Venecia y seleccione un hombre más o menos de su edad y estatura para despistar a la policía y así poder reencontrarse. La víctima es un turista norteamericano, profesor de matemática en Wisconsin, que de golpe se ve elegido por esta beldad que lo invita a la mejor suite del mejor hotel en Venecia y le da un beso en el balcón, marcándolo así como blanco de los perseguidores de su amante.

«El turista» tiene buen ritmo, hermosos paisajes y lujosos decorados venecianos (magníficamente fotografiados por John Seale), un buen par de vertiginosas escenas de acción y un puñado de gags eficaces. Pero, sobre todo, tiene a Johnny Depp, que se roba la película en un papel que empieza tan moderado y tonto como lo pide ese profesor común y corriente, para luego ir creciendo en delirios a medida que es víctima de gangsters y policías, y, por supuesto, de la seducción de Angelina, más poderosa que todos los otros peligros juntos.

La trama tiene varias vueltas de tuerca, algunas menos previsibles que otras, y en conjunto el resultado no va a asombrar a nadie, pero sin dudas puede hacer pasar un rato entretenido a todo el mundo.

Dejá tu comentario