Emergencia en Entre Ríos por crecida del Paraná

Edición Impresa

El secretario de Producción de la provincia de Entre Ríos, Roberto Schunk, adelantó que el Gobierno provincial emitirá un decreto para declarar el estado de emergencia y/o desastre agropecuario desde el 1 de diciembre de 2009 al 30 de junio de 2010, destinado a los productores ganaderos y apícolas de la zona de islas y anegadizos de los departamentos La Paz, Paraná, Diamante, Victoria, Gualeguay e Islas, afectados por la creciente del río Paraná.

Lo mismo se establece para los productores agrícolas cuyas explotaciones se encuentran en el departamento Victoria, distritos Montoya, Rincón de Nogoyá, Laguna del Pescado, Corrales e Hinojal; departamento Nogoyá, distritos Montoya, Sauce, Crucesitas y Algarrobitos; departamento Paraná, distrito Antonio Tomas; departamento Gualeguay, distrito Sauce; departamento La Paz, distrito Alcaraz Segundo; departamento Villaguay, distritos Raíces y Bergara; departamento Tala, distrito Raíces al Norte; departamento Federal, distrito Francisco Ramírez.

La medida apunta a todo «el sector de la ganadería en todas las zonas bajas de islas que con esto de la inundación están atravesando por serias dificultades en el tema de la invernada, y también los apicultores, que hay muchos en esa zona», apuntó Schunk según el portal La Voz Digital.

Además, «como consecuencia de la caída de granizo, los vientos fuertes y las colas de tornado, la producción agrícola se ha visto afectada en distintas zonas de la provincia. En el tema trigo concretamente o en el caso del lino y la soja, que debieron resembrar», dijo el funcionario.

También en Federación con el problema de la inundación del río Uruguay los citrícolas se vieron perjudicados, por lo cual el decreto contempla a todos esos sectores.

Para esta resolución se tomó en consideración una serie de circunstancias como la crecida de los ríos Paraná y Uruguay, los vientos fuertes y granizos que golpearon en noviembre último en diversas regiones de Entre Ríos.

Se considera, además, que los siniestros climáticos son de carácter imprevisible e inevitable, y que han provocado daños superiores al 50% de la producción en algunos casos.

En relación a la crecida del río Paraná, la situación ha sido valorada como muy grave por diversas instituciones públicas tales como el Instituto Nacional del Agua (INA), Prefectura Naval Argentina y los municipios costeros especialmente afectados, en los departamentos La Paz, Paraná, Diamante, Victoria, Gualeguay e Islas del Ibicuy.

Dejá tu comentario