En campo alemán

Edición Impresa

Aquel partido del 3 de marzo en Munich ante los alemanes fue importante para las decisiones que Diego Maradona tomó a posteriori y por el triunfo que sumaba descomprimir la traumática clasificación conseguida en octubre de 2009. Se recuerda aquel gol de Gonzalo Higuaín y un sólido trabajo defensivo del equipo, que Diego tomó como estandarte para la preparación mundialista: cuatro marcadores centrales en la defensa. Aquella vez fueron Otamendi, Demichelis, Samuel y Heinze; luego ingresaron Clemente Rodríguez y Burdisso, pero el módulo se mantuvo inalterable. No sólo han pasado casi cuatro meses del amistoso, sino también que las circunstancias de la copa del mundo y el nivel notablemente mejorado de Argentina hacen que las evaluaciones previas no sean coincidentes.

En la cabeza de Diego está bien fresca la actuación del partido con México. Puertas adentro del HPC de Pretoria sabe que fue el partido más flojo, y sus preocupaciones se fundamentan en el rendimiento de los volantes externos. Ni Maxi Rodríguez ni Di María pesaron en el trámite, sobre todo en el aspecto ofensivo. Hubo en ellos disciplina y orden táctico para recuperar la pelota y achicar espacios, pero no tuvieron el desdoblamiento eficaz de manejar el balón y llegar con contundencia al área rival. Conclusión: Di María dejará su lugar inicial y Maxi forma parte del grupo de tres para un solo puesto. Juan Sebastián Verón será titular nuevamente, como ante Nigeria y Grecia, al costado derecho de Mascherano. Al otro lado del capitán aparece ese trío de nombres que citábamos. Entre Jonás Gutiérrez, Javier Pastore y Maxi saldrá quien se encargue del carril izquierdo. Y en esa carrera, el volante de Liverpool lleva, por estas horas, una cabeza de ventaja.

El estadio Green Point de Ciudad del Cabo será el escenario donde Alemania y Argentina se verán nuevamente la caras. La Selección de Diego, que vestirá con riguroso celeste y blanco como en México 86, podría contar con el regreso de Walter Samuel en la defensa, pero fue tal la conformidad del cuerpo técnico con el rendimiento tanto de Otamendi como de Burdisso en los dos últimos encuentros que sería poco probable el regreso de Samuel a los titulares. Si fuera así, Burdisso se correría al lateral derecho. Ayer, en declaraciones a Fox Sports, Maradona dijo: «No tengo una preocupación grande por Alemania, vamos a ir a ganarle a su propio campo». Más allá del juego mediático, Diego sabe que las fisuras defensivas de Alemania son una tentación grande que, de sacarles provecho, pondría a la Selección ni más menos que en un privilegiado lugar entre los cuatro mejores del Mundial.

Dejá tu comentario