En junio, economía tuvo un retroceso del 5,5%

Edición Impresa

La caída en la actividad económica se suavizó en junio: fue del 5,5% con respecto a igual mes del año pasado, tras bajas anteriores del orden del 7% en abril y mayo, de acuerdo con estimaciones de la consultora Orlando Ferreres y Asociados. No obstante, el dato no llega a ser muy alentador, pues se compara contra un mes de reducido nivel de producción, como resultado del paro agropecuario y del transporte de carga.

En el primer semestre, todos los sectores económicos, sin excepción, sufrieron caídas en relación con sus niveles del mismo período del año pasado.

En junio, tan sólo la construcción y minas y canteras mostraron cierta expansión, fundamentalmente a raíz del efecto estadístico de comparación contra un junio de 2008 de baja producción.

Ya suman tres los trimestres consecutivos de retracción en el Índice General de Actividad que elabora la consultora, y las caídas fueron haciéndose cada vez más pronunciadas: fueron del 2,5%; 4,9% y 6,6% en el cuarto trimestre de 2008, primero y segundo de 2009, respectivamente.

El informe detalló que mientras el enfriamiento que experimentó la economía en 2008 se derivó, en parte, «de la elevada inflación y las consecuencias que tuvo el paro agropecuario», desde fines de 2008 y en lo que va de 2009 se están sintiendo los coletazos de la crisis internacional. Adicionalmente, el brote de gripe A en junio y julio tendría un impacto económico negativo por la parálisis en diversos sectores; ya se ob-servan marcadas bajas en los sectores de turismo, entretenimiento, transporte y comercios.

La perspectiva es que en el segundo semestre la actividad podría «tocar fondo» para comenzar a repuntar el año próximo, aunque gradualmente y en línea con la recuperación del comercio mundial.

El agro aparece actualmente como el sector más perjudicado en términos de actividad. En el primer semestre enfrentó una merma del 22,2% anual, mientras que en junio su contracción fue del 25,4%. El intenso conflicto con el Gobierno que se prolongó por cuatro meses en 2008 tuvo sus consecuencias en las cosechas de este año, a lo que se sumó una de las peores sequías de la historia. La producción de trigo cayó un 48% anual, la peor desde 1981, mientras que la cosecha gruesa de maíz y soja se contrajo un 38% y un 30%, respectivamente.

La industria cayó el 7,5% en junio con respecto al mismo mes de 2008 y acumuló una contracción del 9,2% en el primer semestre. Las más afectadas siguen siendo la siderúrgica y la de maquinaria y equipo. Sin embargo, en junio, la industria automotriz mostró una alentadora recuperación, en línea con el aumento de producción derivado del agotamiento de stocks.

Si bien la construcción experimentó el mes pasado una expansión del 1,5% contra junio de 2008, no alcanzó con esto a revertir la cifra negativa del primer semestre: una retracción del 4,5%. El repunte del último mes se explicó por la suba del 12,5% en los despachos de cemento frente al nivel del año pasado.

Dejá tu comentario