22 de diciembre 2011 - 00:00

En posición horizontal

En posición horizontal
El oportuno oxígeno del martes sirvió para dar señales vitales a los que observaban un paciente inerte. Repuntes generales, algunos de nota, que ayer retrocedieron con los mismos causales que -el día anterior- se deben como los impulsores del rebote. Algo que es habitual, tantas veces visto en el ejercicio, una misma novedad tratada para bien, luego utilizada para mal. El ida y vuelta se mostró más acentuado en Europa, con caídas en el orden del 1%, pudiendo el Dow Jones eludir el sesgo y culminar con nivel «neutro». Cerca de esto lo del Bovespa, con baja leve del 0,4%, mucho más lo hecho por el Merval y que también deambuló por un mínimo de 2.425 puntos, alcanzó altura máxima de 2.449 puntos (-0,05%). Y finalizó de donde había partido, en los 2.440 y casi sin mover las agujas, respecto de lo anterior.

Por tal motivo, la convalecencia de los índices volvió a ubicarlos en posición horizontal, sin poder aspirar otra bocanada alcista. Y tampoco siendo muy asediados por la oferta. Una fecha de las que van al costo de lo inservible, dentro de la estadística, sin que diera para más concluir que el entusiasmo repentino del martes, fue para obra de los «orfebres» de las operaciones. Modelando subas nítidas, con argumentos vidriosos. Diferencias de 34 a 31 en favor de las alzas y su ligero predominio. Nuevamente acaparó el brillo la plaza de Ledesma, agregando casi un 5% al excelente avance previo del 8%. Telecom levantó su imagen adversa, ayer saliendo en avance y de un 3,35%. Volumen efectivo que se mantuvo en marca interesante, sin contraerse, para hacer $ 44 millones de efectivo en acciones.

Hoy, casi el último día hábil -el viernes es un simulacro- se verá si hay más definición. La Bolsa, acostada.

Dejá tu comentario