20 de noviembre 2013 - 00:00

“Es una pena que no esté Del Potro para la Davis”

David, junto con Larreta en la conferencia que dio ayer en la Usina del Arte, en La Boca.
David, junto con Larreta en la conferencia que dio ayer en la Usina del Arte, en La Boca.
En su nueva etapa de exjugador, David Nalbandian elige alejarse de los conflictos. En la conferencia de prensa previa a sus partidos de despedida ante Rafael Nadal fue cauto con respecto al conflicto entre Juan Martín del Potro, la Asociación Argentina de Tenis y el capitán, Martín Jaite. "Soy un exjugador. No me toca tan de cerca el tema como en otro momento", dijo el ex número tres del mundo, que enseguida le puso una cuota de humor a la situación haciendo un chiste sobre Horacio Rodríguez Larreta, jefe del Gabinete porteño, quien estaba a su lado: "Estoy más para el pantalón y saco como él que para los cortos y el polvo de ladrillo".

Si bien Nalbandian dijo que leyó la carta que el tandilense les escribió a la AAT y a Jaite, optó por la moderación al pronunciarse: "Lo único que me da pena es que Juan Martín no esté en la serie ante Italia, pero es un tema de él y de la asociación. No tengo una opinión al respecto. No sé bien sobre qué discuten ni cuáles son los argumentos de cada uno. Estoy fuera del tema". Además, el tenista de Unquillo descartó la posibilidad de regresar al equipo para la serie ante Italia, por la primera ronda de la Copa Davis 2014. "En la vida uno cumple etapas y toma decisiones. Me retiré y hoy digo que es imposible; ya que no juego en forma profesional y para la Davis hay que estar en competencia, preparado. No se puede entrenar 20 días y salir a representar al país, sin el ritmo que únicamente te da el circuito", se sinceró.

Sobre su futuro, David aún no se siente lejos del mundo de las raquetas. "Durante este tiempo alejado del circuito seguí entrenando para mis partidos de despedida. El tenis ocupa muchas horas en mi vida. No tengo la sensación del extenista, todavía no siento ese vacío", reveló. También se refirió a su paternidad (nació su hija en junio pasado): "Ser padre es algo excelente; aprovecho cada minuto. Estoy mucho tiempo en casa y disfruto cosas que antes eran imposibles por los viajes y la competencia, esa vorágine que vivimos en el circuito". Por último, descartó una eventual capitanía en lo inmediato. "No sé qué haré en el futuro. Seguramente algo vinculado al tenis, en el crecimiento de los juveniles. Pero no me planteo si puedo ser capitán. Más adelante veré, afirmó. Nalbandian comenzará a despedirse hoy a las 20 con una exhibición ante otro que se retira, el chileno Nicolás Massú, en Santiago. Luego regresará al país para enfrentar mañana a Nadal en el Orfeo cordobés y el sábado nuevamente al español, en La Rural.

Dejá tu comentario