23 de abril 2013 - 00:00

Fallo en N. York: el mayor interrogante es la fecha

Barack Obama
Barack Obama
Tras la presentación de la respuesta de los fondos buitre el viernes pasado, en la que rechazaron la propuesta presentada por la Argentina ante la Corte de Apelaciones de Nueva York por la deuda en default, comenzaron las especulaciones sobre cuándo será el "día D" del veredicto de parte del tribunal, en un juego en donde todavía no están echadas todas la cartas. Los especialistas que siguen de cerca el caso proyectan que el pronunciamiento podría estar listo antes de agosto, cuando comienza la feria judicial en EE.UU.

La respuesta conocida el viernes de los fondos NML (de Paul Singer), Aurelius, EM (de Kenneth Dart) y los pequeños inversores que tienen la sentencia del juez Thomas Griesa para cobrar u$s 1.330 millones en un solo pago y con recursos de los acreedores del canje no tomó por sorpresa a nadie, desde el punto de vista de sus históricos reclamos.

Sin embargo, "llamó la atención que hayan evaluado la propuesta, lo cual quedó de manifiesto en la contestación, y que se hayan tomado su tiempo para realizarlo", dijo ayer una fuente relacionada con la defensa argentina.

El fondo buitre hizo foco sobre seis puntos, en los que cuestionó la capacidad de pago argentina, elevó el derecho a rechazar una oferta con quita, e intentó convencer a los jueces sobre la mala fe del país y el pobre impacto que una medida positiva a su reclamo puede tener en las reestructuraciones de otros países, entre otras cuestiones.

La misma fuente hizo hincapié en que "Singer miente cuando dice que la Argentina no tiene un plan de pagos en los últimos 11 años. Sí los hubo, con los dos canjes, y además cuando está documentado que los bonos los compraron hace cinco años, en 2008" a valores ínfimos debido a que estaban en default.

Como sea, la contienda tiene a confluir en la Corte Suprema de Estados Unidos, y de cara a esa posibilidad se dieron los últimos movimientos del ministro de Economía, Hernán Lorenzino, quien entabló contacto con funcionarios del Gobierno de Barack Obama.

La Procuración norteamericana tiene un pedido formulado por el máximo tribunal para explicitar su posición sobre un caso que involucra al Banco Nación y los fondos buitre.

Posibilidades

Sobre los próximos pasos, hay variantes. Para el abogado Eugenio Bruno, del estudio Garrido, "hay dos posibilidades: la primera es que la Cámara se encamine directamente a la emisión de la sentencia, en cuyo caso el fallo debería emitirse en un plazo de entre uno y tres meses ya que no hubo argumentos nuevos de las partes".

La segunda posibilidad, agregó, "es que pida más opiniones del Bank of New York (BONY) y los bonistas del canje, así como de expertos (peritos) especializados e imparciales. En esta segunda posibilidad se dilatarían los tiempos dos meses más".

Por su parte, Marcelo Etchebarne, experto legal en Nueva York y en la Argentina socio del estudio Cabanellas, Etchebarne y Kelly, vaticina que "posiblemente el tribunal quiera terminar con esta saga antes de sus vacaciones de verano". Según explicó, la Cámara de Apelaciones habitualmente se toma seis meses para emitir sus sentencias; este tribunal se tomó tres meses en emitir la sentencia de octubre de 2012 y ha manifestado al comenzar estos procedimientos que actuaría en forma sumaria.

Esto último hace pensar, concluyó, "que en menos de 90 días tendríamos la sentencia de Cámara" en caso que no haya procedimientos adicionales". Para Etchebarne, como lo hizo la Argentina, los fondos buitre no le contestan a la contraparte, sino a la Corte. Del documento de los demandantes destacó el argumento en torno a un "desacato" de la Argentina como tema central de parte de los fondos buitre. Ellos "proactivamente se están anticipando a su eventual pedido de 'stay pending appeal' (suspensión de los efectos de la sentencia hasta que haya sentencia definitiva) de la Argentina" ante un fallo que los favorezca. Tampoco descarta Etchebarne el camino hacia la Corte Suprema, más allá de las probabilidades estadísticas históricas, que según los analistas son bajas.

Dejá tu comentario