FAP de Binner frena acuerdos para 2015

Edición Impresa

Médico anestesista, Hermes Binner salió a insensibilizar cualquier posibilidad de frente opositor para las elecciones presidenciales de 2015. El Frente Amplio Progresista que lidera el exgobernador de Santa Fe expresó, a través de Margarita Stolbizer, que esa fuerza se limitará a negociar acuerdos distritales ya que las próximas elecciones son para cargos legislativos. Por las dudas, la diputada del GEN anticipó que el FAP presentará listas propias en todo el país.

«Ya se formaron los equipos comunes de los cinco partidos que integramos el FAP; en noviembre estará listo el proyecto estratégico para los próximos 10 años y en 2013 vamos a estar en condiciones de tener listas propias en todas las provincias», declaró Stolbizer. Además la líder del GEN aseguró que el año próximo no va a haber definiciones sobre ningún acuerdo electoral nacional porque las elecciones legislativas «son provinciales» y cada distrito resolverá sus propias alianzas.

Lo acordado por las fuerzas integrantes del FAP (Partido Socialista, GEN, Unidad Popular, Frente Cívico y Libres del Sur) es que se respetarán los acuerdos que hagan los distritos, en base a su propia coyuntura o realidad política. «Además no descartamos utilizar las primarias abiertas, una herramienta que no usamos el año pasado porque preferimos que hubieran acuerdos, y en algunos casos hasta los forzamos, pero terminamos reconociendo que -tal vez- competir en una interna no era una mala opción», admitió. La mención a las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias no es inocente: las tensiones internas que atraviesa el FAP deberán resolverse con el menor costo político posible. Pero en este colectivo opositor, el más votado en las presidenciales de 2011, conviven sectores de la CTA de Víctor de Gennaro, tan refractarios a cualquier acercamiento a la UCR como discretos a la hora de fustigar a la Casa Rosada, junto a figuras como Jaime Linares (GEN), senador nacional por la provincia de Buenos Aires y exintendente radical de Bahía Blanca.

Stolbizer relató que el FAP está abocado este año a la «construcción política, al funcionamiento institucional y a reflexionar sobre un muy buen segundo lugar (conseguido en los comicios del año pasado) pero que tuvo una diferencia de votos muy grande con el Frente para la Victoria».

Esta semana, en la tradicional reunión de la mesa de conducción de los martes, el FAP analizará el cacerolazo de la semana pasada. Binner ya advirtió que las manifestaciones registradas en distintos puntos del país expresan «un reclamo generalizado donde todos» los sectores políticos tienen «algo de culpa».

«Es un reclamo generalizado donde todos tenemos algo de culpa en esta realidad», enfatizó Binner.

El exgobernador de Santa Fe advirtió que «la Argentina es un país complejo, pero es un país necesario de gobernar a través del diálogo que no es lo común». «La gente se expresó ayer, diciendo una vez más que se vayan todos. Y hace diez años no se fue nadie», subrayó el dirigente del FAP en declaraciones radiales.

Binner, que el año próximo encabezará la boleta del FAP para candidatos a diputados de la Nación por la provincia de Santa Fe, consideró que «la gente está molesta porque no se resuelvan los temas» y pide que se busquen «los niveles para resolverlos». «Hoy estamos muy preocupados. Estamos recorriendo el país, hablando con los productores, con los trabajadores, con las cooperativas, empresas recuperadas. Todos están pasando por el mismo momento. Este crecimiento a tasas chinas es parate de la historia. Hoy las empresas han dejado de ser competitivas», advirtió.

Dejá tu comentario