Ferreyra: la querella cargó contra Pedraza

Edición Impresa

La ronda de alegatos finales en el juicio oral por el crimen del activista Mariano Ferreyra comenzó ayer con un pedido de prisión perpetua para José Pedraza. La querella que representa a Beatriz Rial, la madre del joven asesinado, acusó al extitular de la Unión Ferroviaria (UF) de ser "instigador" del homicidio como parte de un "plan criminal" que conformó con los otros acusados.

La presentación ante el Tribunal Oral en lo Criminal número 21, a cargo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) -think-thank cercano al oficialismo- argumentó que el móvil fue para "aleccionar" y "evitar" futuras protestas de tercerizados en el ferrocarril Roca.

Complicidad

Según la querella, Pedraza, en "complicidad" con la operadora del Roca UGOFE y la Secretaría de Transporte, "entonces a cargo de Juan Pablo Schiavi", mantenían un sistema de tercerización por medio de cooperativas, muchas de las cuales estaban en poder o eran bajo influencia del sindicalista.

Didácticos, los abogados Alberto Bovino y Maximiliano Medina llevaron a cabo una exposición de varias horas acompañadas por gráficos y videos para fundar la acusación contra los exdirectivos del gremio, delegados y trabajadores ferroviarios; así como a los siete policías federales acusados de liberar la zona de Barracas. En el subsuelo de los tribunales de Comodoro Py se hicieron presentes los dirigentes del Partido Obrero Néstor Pitrola y Cristian Castillo; así como también el diputado Facundo Moyano. Al exponer las evidencias, la querella consideró que había una estructura jerárquica en el gremio, cuya cabeza era Pedraza, y que Juan Carlos "El Gallego" Fernández, (quien llamó al delegado Pablo Díaz presente en el lugar del crimen y le dio la orden de retirada tras los disparos) le respondía a aquél.

Con esta tesis alegaron que Pedraza y su entonces segundo "articularon la convocatoria" de los ferroviarios a través de "delegados de los talleres de Remedios de Escalada", y rechazaron el argumento de los acusados en cuanto a que se autoconvocaron.

En ese sentido, también negaron que la convocatoria fuera para evitar un corte de vías, sino que lo fue para "confrontar" con tercerizados: "El homicidio de Ferreyra fue a 300 metros de las vías y cuando se retiraba, evitar el corte de vías era una fachada", agregó el abogado Medina.

El objetivo de este punto fue confrontar la postura de los defensores, quienes sostienen que Ferreyra murió en el marco de una riña entre dos grupos armados.

Dejá tu comentario