Frank Ribery, acusado de proxeneta

Edición Impresa

No fue la mejor semana para Frank Ribery, que en la cancha duró apenas 37 minutos, porque pisó a Lisandro López y se fue expulsado, dejando a su equipo con 10 hombres. Pero esta expulsión fue una consecuencia del momento que está viviendo después de que una joven prostituta de lujo declaró a la Brigada Francesa Contra el Proxenetismo que siendo menor de edad y había mantenido relaciones sexuales con él y con sus compañeros de selección francesa Karim Benzema y Sydney Govou. No obstante, aclaró que cuando se acostó con este último ya había cumplido los 18 años.

La chica, que se conoce como Zahia D., es una agraciada rubia de origen marroquí que tiene actualmente nada más que 18 años y dice que Benzema la frecuentaba cuando tenía 16 años, por lo que le podría corresponder una pena de tres años de prisión y 45.000 euros de multa.

Zahia explicó que en aquella época cobraba entre 1.000 y 2.000 euros por «sesión», lo que le permitía ganar alrededor de 20.000 euros mensuales.

En el caso de Ribery y de Govou no habría pena de cárcel, pero sí ya hay una pena moral porque el público francés no los quiere en la selección.

Dejá tu comentario