Gesto clave hacia el mundo judío

Edición Impresa

Ciudad del Vaticano - El papa Francisco expresó su deseo de contribuir "al progreso de las relaciones entre judíos y católicos", según una carta que envió ayer al rabino de Roma, Riccardo Di Segni.

"Espero intensamente poder contribuir al progreso de las relaciones entre judíos y católicos conocidas a partir del Concilio Vaticano II, en un espíritu de colaboración renovada", dijo el Papa en la misiva, publicada en la página web de la comunidad hebrea de Roma.

En tanto, el Gran Rabinato de Israel destacó ayer las buenas relaciones del nuevo papa, Jorge Bergoglio, con el pueblo judío y expresó su confianza de que éste fortalecerá y desarrollará el diálogo y la conexión entre la Iglesia e Israel.

En un comunicado, el Gran Rabinato -que agrupa a los dos rabinos jefes de Israel, el sefaradí y el ashkenazí- señaló que el diálogo entre esta institución y la Santa Sede ha sido "bienvenido y nutrido con la implicación personal de los dos anteriores pontífices".

"En los últimos doce años ha habido un rico y fructífero diálogo entre la Santa Sede y el Rabinato en asuntos principales como la prohibición del terrorismo en nombre de Dios, la santidad de la vida y la de la unidad familiar", afirmó la nota.

El Gran Rabinato resaltó que ese diálogo ha llevado a "significativos logros" como la decisión de la Santa Sede de prestar atención a su demanda y suspender de sus funciones al obispo inglés Richard Williamson, que negó el Holocausto o a la modificación de partes de la liturgia del viernes santo "que eran severas o insultantes hacia el pueblo judío".

Roles

Asimismo, indicó que las declaraciones públicas tanto de Juan Pablo II como de Benedicto XVI "tuvieron un papel significativo en la lucha contra el antisemitismo en Europa y otros lugares".

"Se ha declarado por parte de la Santa Sede que los judíos son los hermanos mayores, e incluso los padres, de los creyentes cristianos", afirmó la máxima institución rabínica de Israel.

Asimismo, expresó su confianza en que el papa Francisco, "cuyas buenas relaciones con el pueblo judío son bien conocidas, mantendrá el mismo espíritu" y fortalecerá y desarrollará las conexiones de la Iglesia Católica con el Estado de Israel" y con los judíos.

El presidente de Israel, Shimon Peres, confió también ayer en que el nuevo papa continúe la tarea de su antecesor de promover el acercamiento al pueblo judío.

Peres, que invitó a Bergoglio a visitar Tierra Santa, aseguró que el nuevo pontífice "representa la devoción, el amor a dios, el amor a la paz, una modestia santa y un nuevo continente que está despertando".

Agencias EFE, Télam y AFP

Dejá tu comentario