Gobernadores díscolos pelean fondos en la Corte

Edición Impresa

Con el año electoral como previsible detonante, tres gobernadores críticos de la Casa Rosada -el socialista Hermes Binner (Santa Fe) y los ex radicales K y hoy cobistas Arturo Colombi (Corrientes) y Eduardo Brizuela del Moral (Catamarca)- lanzaron una embestida judicial para reclamar a Nación la restitución de fondos de coparticipación que consideran propios y la puesta al día en envíos de recursos para obra pública y para enfriar el rojo previsional.
La triple estocada -ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y ante la Justicia Federal- se enmarca en el impacto de la crisis financiera internacional, que profundizó las urgencias de las arcas locales al ritmo de la merma desde noviembre en los envíos de coparticipación -por el empobrecimiento de la recaudación nacional- y en la percepción de tributos provinciales.
El cóctel se completa con la necesidad de los mandatarios de contar con fondos frescos en un año electoral, sobre todo teniendo en cuenta el destrato en materia de recursos que les imprime la Casa Rosada.
Se trata de una estrategia sugestivamente coincidente de tres mandatarios que cultivan buena sintonía entre sí, y que tiene como pionero al puntano y también crítico Alberto Rodríguez Saá. En este marco, Binner decidió concretar una presentación ante el máximo tribunal nacional para exigir la restitución de fondos de coparticipación. Así, busca recuperar recursos de las provincias que hoy son destinados a financiar a la ANSES, en base a una norma de principios de los 90 y pese a la millonaria lluvia de fondos que recibió ahora el organismo tras la estatización de las AFPJ.
La otra pretensión apunta a obtener una mayor tajada de lo recaudado en impuesto al cheque, en base a la declaración de la inconstitucionalidad de la ley que prorrogó la modalidad.
Según lo adelantado por El Litoral, el Gobierno socialista ya contrató para tal fin a dos estudios jurídicos porteños, mientras que el monto reclamado ascendería a cerca de $ 5 mil millones. La embestida incluiría previamente un reclamo de cortesía para abrir un potencial diálogo durante 30 días.
Ambas batallas ya habían sido encaradas, sin éxito, en el Congreso nacional en 2008. El lote de reclamos podría incluir además deudas previsionales.
Por su parte, el correntino Colombi -quien este año buscará su reelección frente al kirchnerista Fabián Ríos- también desembarcará en la Corte para pedir que se cumpla con el piso de envíos de coparticipación del 34%. También exigirá fondos adeudados por $ 280 millones en obras y remesas previsionales.
En sintonía, el catamarqueño Brizuela del Moral (quien se medirá con el kirchnerismo en los comicios legislativos del 8 de marzo) concretó el viernes presentaciones ante la Justicia Federal, la Auditoría General de la Nación y la Comisión Revisora de Cuentas del Congreso para que se investigue el destino de $ 107 millones que -asegura- Nación le adeuda en materia de obra pública. Sin embargo, el rojo no es reconocido por la Casa Rosada.

Dejá tu comentario