HANGLIN: “Soy peronista; el Gobierno no lo es”

Edición Impresa

Sin prisa, fiel al estilo que elige para su programa, Rolando Hanglin se acomoda para la sesión de fotos en el estudio de Radio 10 y luego responde preguntas.

Viernes: Usted no habla mucho de política. ¿Qué espera del Gobierno?

Rolando Hanglin:
El Estado tiene cuatro cosas que brindar: justicia, seguridad, educación y salud. Y eso lo debe hacer bien y para todos los ciudadanos. A mí no me gusta hablar de los gobiernos, ya se sabe que el transporte hoy es crítico, como el tema de la seguridad, la educación y la salud también están en área crítica. No está pasando por su mejor momento, pero creo que ya va a mejorar. Ya va a salir, no lo veo ahora. Éste es un gran país, ya va a retomar su paso.

V.: ¿Por qué no quiere hablar del Gobierno?

R.H.:
Yo no juego en política. Por supuesto que tengo mis opiniones porque no soy imbécil.

V.: ¿Y cómo se define políticamente?

R.H.:
Soy peronista. Pero hoy día es más emocional, yo me crié en una familia peronista, en una línea histórica que era San Martín, Rosas y Perón. En mi casa había un busto de Perón y mi papá en su escritorio tenía un enorme afiche con su cara. Yo soy peronista emocionalmente, cuando nombran al general yo me paro, casi como una broma. Me fascina el peronismo de Perón.

V.: ¿Y a este Gobierno?

R.H.:
Este Gobierno es neoperonista y neoliberal. Creo que no son peronistas, que no tienen amor por el recuerdo de Perón. Aclaro: yo no soy peronista militante ni afiliado.

V.: ¿Usted en su momento apoyó abiertamente a Carlos Menem?

R.H.:
Sí, en su momento. Menem forma parte de la coalición de Kirchner, todo se ha puesto muy confuso en este momento.

V.: ¿Qué rescata de Carlos Menem?

R.H.:
Hay cosas de él que me han gustado mucho.

V.: ¿Por ejemplo?

R.H.:
Recuerdo un hecho puntual. Astor Piazzolla dijo: Si gana Menem me voy del país. ¿Y qué hizo Menem? Lo fue a ver al teatro y se paró en la platea delante de todos y le dijo: Astor, te pido que no te vayas. Ése es él.

V.: Usted dice que cada día está más conservador...

R.H.:
Uno se vuelve conservador con cosas que vale la pena conservar, y que sería una lástima perder: la autoridad, el saber, el estudio, el ahorro.

V.: ¿Cuál es su opinión del Grupo Clarín?

R.H.:
Clarín históricamente fue un diario desarrollista, un diario de centro con una idea especial del desarrollo industrial. Luego se ubicó en la centroizquierda y fue cultivando ese perfil. Un diario de muy buenas plumas y fue también el que apoyó a Néstor Kirchner. Luego tuvieron un enfrentamiento que no sé bien en qué consiste, que comenzó con la crisis del campo, y nació una enemistad más.

V.: ¿Cómo vive la situación económica argentina?

R.H.:
A mí lo que me molesta es no poder ahorrar, (procuro que) que me den una moneda sin inflación. Nosotros no tenemos ningún interés especial en los dólares, necesitamos una moneda estable para que se pueda ahorrar. El ahorro es importante para mejorar el nivel de vida. Que los dólares que se los guarden los americanos; el que tiene dólares es el Banco Central, no nosotros.

V.: Según las últimas mediciones, Radio 10 perdió audiencia. ¿Cree que los cambios son la razón?

R.H.:
No me corresponde a mí analizarlo. Yo estoy hace siete años y nunca perdí el primer puesto. El tema del rating es para los ejecutivos; ahora se puso peleado, pero los que resuelven son los directivos. Ahí no puedo opinar, son todos compañeros míos y todos muy buenos, como lo es Chiche Gelblung, el Negro Oro, también lo es Marcelo Longobardi y la segunda mañana de Radio Mitre también. Posiblemente sucede que el periodismo vende más cuando es crítico, es una vieja verdad. El periodista critica, discute; un periodista que no discute no entusiasma. Cuanto más crítico seas, más llamás la atención.

V.: ¿Y usted dónde se encuadra?

R.H.:
Yo soy un periodista que no juega en política. Tengo mi mundo, yo no juego para nadie, juego para algunas ideas. Me ocupo de temas pequeños cuanto más chiquitos, mejor. Los otros temas se los dejo a otras personas, más autorizadas. Me ocupo de las pequeñas cosas de la vida. Yo creo que entretengo, que divierto, otras veces emociono, polemizo, trato de no ofender nunca a nadie y de respetar a todos.

V.: ¿Cómo vivió la elección del cardenal Jorge Bergoglio como papa?

R.H.:
No lo conocía mucho, porque soy ateo y el mundo de la Iglesia no lo sigo. Sé que discutía mucho con el Gobierno. No me caía bien su presencia, no es simpático, es un hombre frío, pero de repente, contra todo pronóstico, lo eligen papa, y me encontré para mi sorpresa con un crac, un personaje que es extraordinario. Su personalidad, salvando las distancias, es un Pepe Mujica de la Iglesia. Lo respeto y creo que nos va hacer bien, contagia su honestidad y su austeridad. Los argentinos necesitamos gente moral, que tenga los zapatos gastados, gente honesta, ejemplar como el Papa y como Messi, que además de jugar divino, es correctísimo, es un señor.

V.: ¿Qué mira en televisión?

R.H.:
Boxeo, me fascina. Marcelo Tinelli me encanta, tal vez el año pasado no fue su mejor momento, pero es un gran talento, admiro su profesionalismo. Todos los años están anunciando que lo entierran y él sale victorioso.

V.: ¿Periodistas que admira?

R.H.:
Mario Mactas construye el discurso como si estuviera escribiendo, además tiene ideas propias, habla como nadie en la Argentina y es un libre pensador. Jorge Lanata es un fenómeno, comunica como pocos, es espontáneo, suena verdad lo que dice.

V.: ¿Víctor Hugo Morales?

R.H.:
Me gusta mucho como relata fútbol.

V.: ¿Qué piensa sobre las declaraciones que hizo Ricardo Darín sobre este Gobierno?

R.H.:
Ricardo, pobre, que haga lo que puede con sus declaraciones. Es un excelente muchacho y no tiene por qué ser un experto en declaraciones políticas. Es muy difícil meterse en ciertos temas si no es lo tuyo; nuestro país es muy agresivo, todo termina rápidamente en la descalificación, en el insulto y la amenaza.

@andretaboada



BIO



Ramos Mejía, 1946



Estudios:
Escuela Nº 4 José de San Martín (primario), Colegio Nacional Buenos Aires (secundario), Abogacía (sin terminar, UBA), Ciencias Antropológicas (UBA) y Escuela de Estudios Orientales (U. del Salvador).



Trabajo: Conduce Rolando Hanglin, en Radio 10.



Otra profesión: Quería ser boxeador, es el amor de mi vida.



Rutina informativa: Leo Clarín y La Nación en papel. Le sumo los portales de internet.



Está leyendo: Diario íntimo de San Martín, de Rodolfo Terragno.



Lo peor para un periodista: Ser aburrido.

Dejá tu comentario