Impugnan radicales cupo de publicidad para campaña

Edición Impresa

La campaña comenzó a recalentarse ahora en la Justicia: el radicalismo presentará una acción de amparo contra la administración kirchnerista para que se le garantice la distribución de los espacios de publicidad en radios y televisión que, por la reforma política, sólo puede distribuir el Gobierno.

Hoy, Ángel Rozas, Gerardo Morales y Ricardo Gil Lavedra firmarán el escrito y lo presentarán ante la Justicia Electoral.

Ayer explicaron, además, que reclamarán «judicialmente al Poder Ejecutivo nacional en defensa de los derechos constitucionales y legales de los precandidatos y partidos políticos no oficialistas, por el acceso a los canales de difusión públicos y de financiamiento de costos de publicidad para participar en las elecciones nacionales».

En la mira

El spot oficial Nunca Menos, que se transmite dentro del roll de publicidad del Fútbol para Todos, está en el centro de la ira de la oposición. Ayer Gil Lavedra aclaró que también le pedirá a la Justicia «se impida la emisión de esa propaganda».

Tal como adelantó Ámbito Financiero hace 15 días, la reglamentación de la distribución de la publicidad en campaña dentro de la reforma política está en la mira de los apoderados de la Unión Cívica Radical.

Desde entonces analizan impugnar judicialmente ese manejo del monopolio estatal de la publicidad de campaña en radios y televisión.

No es el único punto en discordia que tienen con la reforma. Los radicales consultaron a los distintos juzgados electorales en las provincias por el mecanismo para que un candidato presidencial autorice el uso de la sábana a las alianzas del interior.

El radicalismo, además, cuestiona que se obligue a presentar ante el organismo que reemplazó al COMFER los spots de campaña con 3 o 4 días de anticipación a la emisión. Alegan que el Gobierno tendrá información por adelantado de las estrategias de campaña de la oposición.

Tal como se había adelantado, la decisión de concurrir a la Justicia se tomó la semana pasada en una reunión de mesa en el Comité Nacional. Allí se resolvió que la UCR no aceptaría el esquema de reparto de lugares en medios con los criterios que fijó el Gobierno.

Desconocimiento

Y todavía queda otro punto sin resolver: los partidos aún no conocen el valor del módulo electoral que sirve de base de cálculo para el aporte que deben recibir para financiar la campaña.

Ese módulo no fue fijado en el Presupuesto 2010 que rige a través de una reconducción para 2011, y tampoco el Gobierno envió un proyecto de ley al Congreso donde se exprese el monto por voto obtenido en la última elección que el Estado debe pagar a los partidos para financiar la campaña.

Así, con la presentación del amparo, los radicales comienzan a judicializar la elección a pocas semanas de haber comenzado el cronograma electoral.

Dejá tu comentario