Ingresarán u$s 1.100 M menos por inundaciones

Edición Impresa

 En el contexto de un escenario no deseado, fueron las noticias relacionadas con el clima en la Argentina las que dispararon las cotizaciones de soja en Chicago a los máximos niveles en más de ocho meses. Como generalmente ocurre, el escenario de precios deprimidos, consecuencia de las importantes producciones en esta región, no se cumplió, y ahora el mercado busca observar la extensión que pueda tener esta buena mejora en las cotizaciones.

Los fondos, que vienen acumulando importantes posiciones de compra en todo el complejo oleaginoso de Chicago, no se verán urgidos a liquidar sus posiciones hasta tanto no se confirme el dato de pérdidas registradas en la producción de nuestro país, que en general son evaluadas como significativas por la plaza.

También ha contribuido a esta mejora la debilidad del dólar en los mercados internacionales, que torna menos onerosas las compras de materias primas, cuyos precios se expresan en esa moneda.

Las pérdidas potenciales en nuestro país son evaluadas entre un 5% a un 10% de la producción prevista un mes atrás. Esto implicaría un recorte de entre u$s 1.100 millones a u$s 2.100 millones de ingresos de divisas a nuestro país. La Bolsa de Cereales recortó la producción sojera de 60 millones de tonelada a 56 millones de una semana a la otra, manteniendo la estimación de maíz en 25 millones.

Por su parte, el Ministerio de Agroindustria de nuestro país, en su segunda estimación del año, proyecta que la cosecha de soja alcanzará los 57,6 millones de toneladas, que resulta inferior a la del USDA (Departamento de Agricultura de EE.UU.) que, con una proyección de 59 millones de toneladas, resulta la más alta ponderación del mercado en la actualidad.

El departamento de commodities de Goldman Sachs sostiene en su último reporte que la reciente suba en las materias primas no cuenta con un sólido respaldo en los fundamentos propios del mercado y es susceptible de una corrección, liderada por el petróleo, que sigue transitando un mercado sobreofertado.

Los analistas de Goldman comentan que los metales de uso industrial, como el cobre, el acero y la plata, han mejorado sustancialmente ante la expectativa de un mejoramiento en el esquema de demanda en China, en tanto que los metales preciosos lograron mejorar gracias a la debilidad del dólar y a la política reciente de la Reserva Federal, tendiente a dosificar en el tiempo las subas en las tasas de interés que proyectaba en diciembre.

En el caso de los granos, los analistas de este banco de inversión consignan que los precios de la soja y el maíz alcanzaron los mejor niveles de precios desde julio del año pasado, exclusivamente por la situación climática sudamericana. Se destaca que, a pesar del buen crecimiento en China en el primer trimestre del año, crecen las dudas sobre la sostenibilidad del endeudamiento de esta nación.

En lo que va del año, las materias primas que lideran la tendencia alcista son encabezadas por la plata, que acumula una mejora del 25%, seguida por la harina de soja que gana el 19% y el oro, que mejoró un 17%. Completan el cuadro el petróleo (16%) y la soja (15,5%). Entre los commodities granarios, el aceite de soja registró una suba del 10%, el maíz del 4% y el trigo del 2%.

El USDA informaba en el inicio de esta semana la evolución de los cultivos en los EE.UU. El avance de la siembra del maíz llega al 30% de la superficie a dedicar con este cultivo, en comparación con el 13% de la semana anterior, el 16% del año pasado a esta fecha y el 16% del promedio de los últimos cinco años.

En su primera estimación del año, el USDA destaca que se sembró el 3% de la superficie de cultivo con soja, en comparación con el 2% del año anterior y el 2% del promedio de las últimas cinco campañas. En relación con la siembra del trigo de primavera, el USDA informó que ya se implantó el 42% de la superficie, comparado con el 27% de la semana anterior, el 50% del año pasado y el 28% del promedio de los últimos cinco años. Respecto del estado del cultivo de trigo de invierno, el USDA reportó que el 59% se encuentra en estado "bueno a excelente", en comparación con el 57% de la semana anterior y el 42% del año 2015.

(*) Director de Panagrícola

Dejá tu comentario