Insiste Saiz con la reforma de la Constitución rionegrina

Edición Impresa

Río Negro (de nuestra agencia) - El gobernador radical K, Miguel Saiz, reiteró en Viedma que sigue vigente su proyecto de reforma constitucional, lo que pondría al mandatario, un sólido aliado de los Kirchner desde que se conformó la Concertación Plural en la provincia, en la posibilidad de una re-reelección. Saiz formuló tales apreciaciones durante un homenaje que se concretó la semana pasada en la capital provincial a Raúl Alfonsín al celebrarse el Día de la Democracia. El proyecto reformista cuenta con el decidido apoyo del gobernador y algunos de sus ministros, pero se resisten los funcionarios y legisladores que se han alejado del kirchnerismo y han retornado al viejo tronco radical o han adherido a las nuevas expresiones del tradicional partido como el cobismo. «Creo que no era una idea descabellada del gobernador. Decíamos que tenía que ser una demanda de abajo hacia arriba, que nazca de la sociedad, y ahora se está advirtiendo que como mínimo hay una necesidad de actualización de nuestra Constitución», desafió el mandatario.

Entre estos últimos se cuenta el senador Pablo Verani, quien se ha convertido en la figura más representativa del cobismo rionegrino o en el ex diputado nacional, Fernando Chironi que se reporta a Gerardo Morales. También otros barones locales como el intendente de Viedma, Jorge Ferreira, o el actual vicegobernador, Bautista Mendioroz han dejado trascender su oposición a la re-reelección del gobernador y tratan de mantener su propio espacio en las nuevas negociaciones que se avecinan por las próximas candidaturas. Hace apenas unas semanas, Saiz tuvo una crisis de gabinete donde debió expulsar de su seno a su ministro de Gobierno, el veranista José Luis Rodríguez y pocos días después tuvo que aceptarle la renuncia a otro seguidor del veterano caudillo radical rionegrino: el presidente del bloque partidario en la Legislatura, Adrián Lazzeri terminó dando un portazo por no coincidir con las ambiciones reformistas de Saiz.

Tampoco en el peronismo local existen posiciones claras con respecto a la reforma constitucional de Saiz: por un lado el intendente Carlos Soria, ex jefe de Inteligencia de Eduardo Duhalde y a quien la propia Cristina de Kirchner acusó de haberla hecho espiar en Santa Cruz, adhiere sin remilgos a la iniciativa, otros como el senador Miguel Pichetto, operador todoterreno en la Cámara alta del matrimonio presidencial, se oponen totalmente. Tanto Soria como Pichetto han lanzado sus candidaturas para la gobernación en el 2011 aunque este último debería compartir el espacio K en la provincia con el propio Saiz. En cambio Soria apoyado en el peronismo disidente no tendría muchos reparos en aliarse con Verani en una eventual fórmula que le permita al PJ -por primera vez desde el retorno a la democracia que ayer se evocaba en Alfonsín- acceder a la primera magistratura provincial. Después de todo en el pasado ambos compartieron un bufete de abogados en la decisiva General Roca.

Dejá tu comentario