Jaque advierte que gobernará Mendoza por decretazos

Edición Impresa

Mendoza - El Gobierno de Celso Jaque desafía a la oposición con un decretazo para gobernar luego del rechazo del Senado para el pedido de endeudamiento por $ 105 millones para cerrar 2010, en línea con la estrategia que Cristina de Kirchner puso en marcha ante las trabas para aprobar su proyecto de Presupuesto para el año que viene.

El mandatario cuyano apuntó directamente al Senado provincial, acusó que le «falta seriedad» al cuerpo legislativo y acrecentó así el enojo de la oposición, que ya desde fines de la semana pasada empezó a manifestar su malestar luego de que el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán, confirmó que «el Ejecutivo se moverá por decreto».

«El gobernador va a tomar todas las medidas que tenga que tomar, pagando el costo que tenga que pagar, pero Mendoza no va a entrar en ninguna crisis social ni política», agregó el funcionario de Jaque.

Por su parte, los legisladores opositores le solicitaron a Jaque que desista de continuar con una «estrategia de victimización» y abandone la «confrontación».

«Siempre este tipo de agravios, de violencia, pero la verdad es que en ningún momento dicen que estábamos equivocados», disparó el presidente del bloque de senadores de la UCR, Armando Camerucci, y remató: «Cuando hablamos de los números de la provincia nunca nos pudieron refutar».

«Desde que se empezó a hablar del tema siempre dijimos que no lo íbamos a aprobar, y en vez de intentar un diálogo, prefieren el agravio. Acá lo anormal es que el Ejecutivo no intente revertir esta situación poniendo voluntad de diálogo», completó el referente radical mendocino.

La oposición legislativa no solamente le impidió a Jaque que tome un crédito para poder imputar gastos, sino que puso en peligro el incremento salarial del 15% que se les otorgó a los trabajadores estatales en abril.

Según el ministro de Hacienda de la provincia, Adrián Cerroni, «sin partidas, el aumento es ilegal. Si la suba acordada en la mesa paritaria no tiene el aval legislativo, nos obligan a descontar los aumentos de los próximos sueldos. Por eso, pedimos al fiscal de Estado, Joaquín de Rosas, y al asesor de Gobierno, César Mosso, que dictaminen si esto es así o no», señaló.

Además, en la misma movida, la Cámara alta dejó afuera del tablero la autorización para el reacomodamiento de partidas y la toma de 35 millones de pesos para el funcionamiento de AYSAM.

«Los mendocinos deben tener claro que la oposición les dijo no, no solamente al endeudamiento por 105 millones que se solicitó, sino también a los servicios básicos esenciales del Estado, incluyendo las áreas de salud, seguridad, y el tema salarial», enfatizó Cazabán, en defensa de la estrategia que aspira a evitar que Jaque deba consultar al Senado sus decisiones.

Dejá tu comentario