Jueces porteños: sigue torneo por cargos

Edición Impresa

Cuatro candidatos a ocupar cargos en la estratégica Cámara del fuero Contencioso Administrativo porteño juraron ayer en la Legislatura. Hugo Zuleta, Mariana Díaz, Gabriela Seijas y Fernando Lima protagonizaron el acto que tuvo como trasfondo intrigas sobre aspiraciones en la estructura judicial de la Ciudad y especulaciones sobre las nuevas vacantes en los juzgados de primera instancia. Como suele suceder en estos casos, no asistieron Mauricio Macri ni Guillermo Montenegro, aunque hasta último momento se esperó la presencia de María Eugenia Vidal, quien tampoco llegó (según entendió la concurrencia había motivos para esperarla).

El acto fue encabezado por el titular del Tribunal Superior de Justicia, Luis Lorenzo, y por el presidente del Consejo de la Magistratura, Juan Manuel Olmos. «Hoy se ha dado un paso más en pos de la autonomía y el fortalecimiento institucional del Poder Judicial de la Ciudad», expresó en su discurso la titular de la Comisión de Planificación del Consejo, Laura Grindetti. Escuchaban distintos integrantes de ámbito tribunalicio de la Ciudad. También juraron ayer jueces, fiscales y defensores oficiales.

A partir de estos nombramientos quedarán siete juzgados vacantes (sobre un total de 15) en el fuero Contencioso, un terreno que suele ser adverso para el PRO puntualmente en fallos referidos a servicios y obras públicas. De ellos, sólo cinco se concursan ya que los restantes encuentran a sus titulares con pedidos de licencia.

Especulaciones

Durante la jura ya se escuchaban, y más aún una vez concluido el acto, las primeras especulaciones sobre las conversaciones que habrá en las próximas semanas entre el PRO y el kirchnerismo en el Consejo para avanzar en la cobertura de las vacantes. Desde la administración porteña, tal como adelantó este diario, la intención será lograr acuerdos para no demorar nombramientos. Para esto confían en reeditar el entendimiento con el peronista Olmos.

La vacante disponible en el Tribunal Superior de Justicia fue otro de los temas que animaron diversas conversaciones, especialmente por la presencia de dos firmes candidatos a ocuparla. Se trata de los jueces, también del fuero Contencioso, Inés Weinberg de Roca y Esteban Centanaro. El principal obstáculo de ambos, según se comentó en la Legislatura, es que ninguno termina de ser plenamente aceptado por José Torello, el referente de Macri para los asuntos de la Justicia.

La vacante se produjo en 2008, cuando Julio Maier dejó su asiento. La primera opción del PRO fue la fiscal Daniela Ugolini, aunque ésta recibió un rechazo contundente por parte de la oposición y no logró los votos necesarios para contar con el acuerdo legislativo.

Dejá tu comentario