Juez rechazó la detención de Moyano

Edición Impresa

Denunció a la fiscalía, la Procuración General y a medios de comunicación. “Bebote” Alvarez, en el centro de la escena. Moyano marcha hoy a Ezeiza.

El juez de Avellaneda Luis Carzoglio rechazó ayer el pedido de prisión preventiva para Pablo Moyano, que le había presentado el fiscal Sebastian Scalera, en la causa donde se investiga una supuesta defraudación al club Independiente,

Carzoglio decidió "no hacer lugar al pedido de detención de Pablo Moyano alias ´Salvaje´ en el orden del delito de asociación ilícita".

La decisión, de todas formas, quedó opacada poco después por las declaraciones que el propio juez hizo ante la prensa, denunciando presiones y amenazas de la Procuración de la Provincia de Buenos Aires, la fiscalía general y medios de comunicación. Hugo Moyano lo festejó como un triunfo rotundo con un acto en Camioneros y confirmó que hoy marchará a Ezeiza a recibir a Pablo que vuelve de Singapur.

"Hubo una campaña mediática que se ha realizada en mi contra con el objeto de afectar mi imparcialidad en este tema. Este juez es imparcial en un ciento por ciento, que no se ha dejado llevar por las presiones de las partes", lanzó ayer Carzoglio y, denunció una presunta operación mediática en su contra y ratificó que su familia recibió "amenazas de muerte".

"Confirmo el trascendido que se difundió a través de las redes en cuanto a que no he hecho efectivo el pedido de detención", arrancó el juez.

Explicó que los mensajes y amenazas "fueron con posterioridad a haber hecho la resolución" que benefició al dirigente de Camioneros.

"Mi cónyuge recibió a las 11:10 y 11:20 dos llamados amenazándola de muerte. Es más, las amenazas hacían alusión a sus problemas de salud", dijo y acusó también "al personal de la Fiscalía General de Cámara de Lomas de Zamora" por la difusión en los medios del fallo a favor de Moyano.

También apuntó contra Julio Conte Grand, procurador general de la provincia de Buenos Aires, por los datos sobre su carrera judicial que circularon en algunos diarios y canales de televisión.

En los fundamentos del rechazo al pedido de detención, Carzoglio afirmó que el delito que se investiga de asociación ilícita, por la venta ilegal de entradas -entre otros- en Independiente, "se encuentra determinado y/o circunscripto y se centra en base a lo reseñado en el auto de prisión preventiva, que luego fuera confirmada por alzada", del líder barrabrava Pablo Alejandro Álvarez, alias "Bebote".

También rechaza el pedido de detención de Ayelen Petrov, de quien dice que no surge que "haya sido garante (?) ni tampoco que hubiere avalado de alguna manera las gestiones para que ´Bebote´ y los demás integrantes de la barrabrava roja pudieran lograr, en Colombia, el ingreso al estadio" donde iba a jugar Independiente, en septiembre de 2016.

Además el magistrado señaló que hay medidas de prueba en curso, como los peritajes a teléfonos, computadoras, etc., en las que aún "no se ha cumplimentado con las notificaciones a los defensores particulares correspondientes".

Dejá tu comentario