La Argentina pasó de segunda a tercera en transgénicos

Edición Impresa

La Argentina pasó al tercer puesto entre los países productores de cultivos transgénicos, desplazada por Brasil, que registró el mayor crecimiento en 2009. Implantó 21,4 millones de hectáreas, un 35% más que en 2008, y desplazó así al país del segundo al tercer lugar.

En la Argentina se sembraron 19 millones de hectáreas de soja, para la campaña 2009/2010, además de otros cultivos genéticamente transformados para ser resistentes a herbicidas y plagas, pero en general hubo una reducción de sembradíos en el ciclo 2008/2009.

Un informe fechado en Pekín destacó esta semana que el año pasado ISAAA (International Service for de Acquisition of Agri-Biotech Applications, (según sus siglas en inglés) predijo la llegada de la segunda ola de crecimiento en la adopción de cultivos transgénicos.

Así fue que en 2009 ya hubo avances importantes en este sentido, y con 14 años de experiencia regulatoria, el crecimiento se puede acelerar de cara al futuro.

El informe de ISAAA señala que la Argentina continúa siendo uno de los principales países productores de cultivos GM, con 21,3 millones de hectáreas en 2009, lo que representa un 16% del área total de transgénicos.

En la campaña 2009/2010 (actual) se registró una excelente adopción de maíz genéticamente modificado (GM).

Se estima que se trató del 85% del maíz total y de algodón GM (más del 95%), con un aumento en ambos casos de la superficie sembrada con eventos apilados: resistencia a insectos y tolerancia a herbicida.

Por su parte, la soja tolerante a glifosato se mantuvo en casi el 100% del total, como en las campañas anteriores.

Desde el punto de vista de las aprobaciones regulatorias, la Argentina autorizó en 2009

la siembra comercial de un al-godón (MON1445 X MON531) y un maíz (Bt11 X GA21).

Completó la lista la aprobación de 1 evento de soja, 10 de maíz y 3 de algodón hasta el momento.

Se calcula que alrededor de 14 millones de agricultores cultivaron 134 millones de hectáreas de transgénicos en 25 países, un aumento respecto de los 13,3 millones de agricultores y 125 millones de hectáreas en 2008.

De los 14 millones de agricultores, 13 millones -es decir un 90%- fueron con escasos recursos de países en desarrollo.

Brasil, como consecuencia de una política que tiene como objetivo posicionar al país como líder mundial en la materia, experimentó el mayor crecimiento absoluto en 2009.

Sembró 21,4 millones de hectáreas de transgénicos, un 35% más que en 2008, y desplazó así a la Argentina del segundo al tercer lugar.

El otro aumento importante fue el del algodón GM en Burkina Faso (África) que creció de 8.500 a 115.000 hectáreas y alcanzó en 2009 el 29% del área de algodón total del país.

El progreso continuó en el resto de ese continente con un aumento significativo del 17% en Sudáfrica hasta alcanzar los 2,1 millones de hectáreas y el 15% de aumento en Egipto.

Costa Rica informó haber cultivado transgénicos por primera vez en 2009, exclusivamente para la exportación de semillas de soja y algodón, mientras que Japón inició la comercialización de la rosa azul.

Uno de los avances más significativos de 2009 fue la decisión de China de autorizar el arroz transgénico resistente a insectos y el maíz con fitasa (destinado a la alimentación animal).

Esta última variedad reduce la polución al limitar la cantidad de fósforo liberado al ambiente a través del estiércol.

Dada la importancia de estos cultivos pueden tener enormes implicancias en la futura adopción de transgénicos en China, Asia y en todo el mundo, consideró el informe.

Dejá tu comentario