“La lesión quedó atrás”

Edición Impresa

No bien puso un pie en el Microestadio de Argentinos Juniors, todas las miradas se posaron sobre su esbelta figura. El pelotón de deportistas de variadas disciplinas que también fueron protagonistas de los premios Jorge Newbery, entregados por la Subsecretaría de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires, pasó a un segundo plano. Gisela Dulko se adueñó de la escena. Los flashes de las cámaras se disparaban ante cada paso de la tigrense, que se prestaba ante cada solicitud. Los pedidos se incrementaron después de haber sido galardonada con Newbery de Oro, la mayor distinción. «Estoy muy contenta por este premio. Les agradezco a todos mis familiares que me acompañaron esta noche (por anteanoche) y quiero compartirlo con todos los presentes, con quienes nos une el esfuerzo de entrenar cada día para ser mejores profesionales en nuestras disciplinas», agradeció en medio de un ruidoso aplauso.

Más allá de la premiación, lo novedoso fue que a Dulko se la vio sin signos de dolor. Atrás parece haber quedado aquel rostro angustiado hace casi dos meses, cuando un desgarro en el isquiotibial izquierdo le puso punto final a su participación en Roland Garros, en los octavos de final, y la forzó a declinar de Wimbledon. «Por suerte me siento muy bien. Estoy entrenando hace varias semanas con bastante intensidad, preparándome para la gira por Estados Unidos», aclaró en exclusiva para Ámbito Financiero. Aún le duele haberse perdido la cita en el All England, el Grand Slam más prestigioso del deporte blanco. «La verdad que me costó mucho tomar la decisión de bajarme. Era la primera vez que no iba a Wimbledon, uno de los torneos preferidos de todo tenista», admitió Dulko, que viajará el 1 de agosto a territorio estadounidense.

El título en Australia, en enero, junto con Flavia Pennetta, significó el primer Grand Slam para ambas en su carrera y cimentó a la tigrense en la cúspide del ranking. Tras caer este año en cuartos de Roland Garros y no poder participar en Wimbledon, donde defendían 900 puntos de las semifinales, Dulko cayó al cuarto puesto; y la italiana, al tercero. Pero, por el momento, el escalafón no le preocupa. «Nunca pensamos en el ranking. Con Flavia disputamos torneo por torneo. Después de todo, seguimos bien posicionadas. Nuestro objetivo es sumar muchos puntos y entrar al Masters», reflexionó. Además, «Gigi» explicó que su objetivo en la gira norteamericana sobre cemento será mejorar su ranking de singles, que la tiene en el 51° escalón. «Hoy por hoy, mi prioridad es el singles, que es para lo que realmente me preparo. Al dobles lo tomo como un complemento, en el que tengo la suerte de que me vaya muy bien».

En el epílogo de la charla, se mostró cauta respecto de la suerte de Argentina en la Fed Cup (ver aparte). «Más allá de mi ausencia, la serie ante Japón será complicada. Jugar allá será duro, sobre todo porque seguramente ellas elegirán una superficie rapidísima. Ojalá consigan un triunfo. Sería espectacular», opinó Dulko, la dueña de las miradas.

Dejá tu comentario