La política y los mercados en Latinoamérica

Edición Impresa

En artículos previos habíamos establecido la relación entre la política y los mercados, habíamos visto como las presidencias de Clinton y de Reagan habían sido con mercados positivos generando gran popularidad en estos dos presidentes, como también los mercados negativos de 1970 a 1974 y de 2000 a 2008 habían dado baja popularidad a presidentes como Richard Nixon y George W. Bush, en esta nota también extraído de nuestro libro "El poder de los mercados", y que estamos haciendo una reedición en México precisamente nos ocupamos del caso México.



VII. 2 CASO MÉXICO


GOBIERNO

CARLOS SALINAS DE GORTARI

01-12-1988/01-12-1994


Empezaremos en México con el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

Carlos Salinas de Gortari asume el 1 de diciembre de 1988, luego de unas controvertidas elecciones en donde hubo acusaciones de fraude de parte del opositor Cuauhtémoc Cárdenas, el PRI se alza con una victoria muy cuestionada.

Si observamos el gráfico del IPC logarítmico en dólares vemos lo que valía el índice IPC de México cuando asume Carlos Salinas de Gortari. El cierre semanal más cercano a su asunción era de 97,61 dólares recuperándose de una gran caída, la de 1987 del gran coletazo del crash de Wall Street. Desde 97,61 dólares de diciembre de 1988, el IPC produce una espectacular subida que nos lleva a los techos de 903 dólares en febrero de 1994, mejor momento de Salinas de Gortari. Desde la asunción de Salinas hasta su techo de comienzos de febrero de 1994, el índice sube el 825% en dólares, una de las subas más importantes de la historia. En sólo 5 años, el índice sube a una tasa del 165% en términos de dólares. Como ocurre siempre el mercado anticipa con su subida buenos momentos, y el humor social que tiene un rezago con el humor de los mercados recibe toda la prosperidad de la suba en la última parte. En efecto todo lo bueno parece sucederle a México en el último semestre de 2003 y comienzos de 2004.

Una medida de gran impacto fue la aprobación en el Congreso americano del ingreso de México al NAFTA (Tratado de Libre Comercio que contaba como miembros sólo a EE.UU. y Canadá). En las fiestas de la Navidad y fin del año de 2003, el autor Andrés Oppenheimer en su libro "México en la frontera del caos", refleja cómo se sentía Salinas de Gortari. Él lo describe como totalmente exultante, era considerado por los mexicanos el presidente más importante de la historia por las reformas impulsadas.

México crecía en todos los sectores y hasta estaba de moda en el arte con Frida Kahlo y Diego Rivera, en el deporte Chávez era héroe nacional, y hasta la maratón de Nueva York había sido ganada por un mexicano. Todo estaba excelente en México para dichas fiestas, y Salinas de Gortari era candidato para presidir la Organización Mundial de Comercio, luego de finalizar su mandato a fines de noviembre de 1994.

En febrero de 1994, justo con el techo del IPC que llegará a 903 dólares, la imagen de Salinas de Gortari era altísima. Luego, desde febrero de 1994 empezó la gran caída del IPC hasta marzo de 1995; el índice pasa de 903 dólares a un piso de 200 dólares en la primera quincena de marzo de 1995. En ese período se cometieron los asesinatos de: Colosio, candidato a presidente del PRI, del secretario general del PRI Francisco Ruiz Masiú; se devaluó el peso y una crisis denominada "tequila" se dispara en diciembre de 1994 a días de la asunción de Zedillo, el sucesor de Salinas.

El costo político de la crisis lo paga en su totalidad Carlos Salinas de Gortari y luego lo pagará en 2000, el PRI pierde por primera vez en 71 años unas elecciones presidenciales, recordemos que el PRI gobernaba ininterrumpidamente desde 1929 en México.

Luego de tocar máximos de 903 dólares en febrero de 1994, el índice IPC se desploma en dólares hasta su mínimo valor de 200 dólares en marzo de 1995, una caída del 78% en dólares. Salinas de Gortari pasó de héroe a villano, en el techo de la Bolsa en febrero de 1994 era un héroe, el presidente más importante, el de mayor imagen positiva. En el piso de marzo de 1995 se había convertido en un villano que se tuvo que ir del país como responsable de haber llevado a México a una de las crisis más grandes. Previo a abandonar México, Salinas es protagonista de una huelga de hambre que no surtió efecto y cuando deja el país, lo hace juntamente con el piso histórico de 200 dólares del IPC.

El costo político de la crisis fue primero para Salinas en 1995, 4 meses después de dejar su mandato, y luego para el PRI en las próximas elecciones presidenciales de 2000.

PRESIDENCIA

ERNESTO ZEDILLO

01-12-1994/30-11-2000


Zedillo toma el IPC en dólares (el 1 de diciembre de 1994) en niveles de 733,80 dólares; estas elecciones no fueron cuestionadas, se consideran transparentes y llevan en septiembre de 1994 (justo en el techo secundario del IPC) a decir al Wall Street Journal que México, con unas elecciones transparentes, se había consolidado como un país serio, y avizoraba años de pujanza para el mercado mexicano. Sin embargo apenas asume su gestión Zedillo, a mediados de diciembre de 1994, se produce la devaluación del peso que toma por sorpresa a los inversores. En su gestión, el índice tanto en pesos como en dólares (se cae el IPC y sube mucho el dólar) se desploma a 200 dólares con la devaluación. El peor momento fue la primera quincena de marzo de 1995, en enero de 1995 Clinton había habilitado un paquete de 50 mil millones para apoyar a México, pero recién en marzo de 1995 el IPC en dólares coloca su piso, coincidentemente con la salida al exilio de Carlos Salinas de Gortari.

Desde marzo de 1995 México, anticipado por su Bolsa, empieza su recuperación, a pesar de muchos agoreros que decían que podía haber más devaluaciones, no pago de deudas, hiperinflación, otro tequila, México empieza su recuperación. 1996 y en 1997 son los mejores años de la recuperación. Esto hace que al final de la gestión de Zedillo el IPC acabe en 646 dólares, creciendo un 223% del peor momento del tequila, pero 12 % debajo de cuando lo recibió. Es decir, en sus 6 años de mandato la Bolsa si bien se recuperó termina un 12% debajo de los valores que comenzó, es decir ni bien ni mal (teniendo en cuenta la crisis del tequila que llegó a perder 78% el índice). Aun así el PRI pierde sus elecciones por primera vez en manos de Vicente Fox, un empresario que lleva al PAN al Gobierno y corta 71 años de hegemonía priísta.

Vicente Fox asume el 1 de diciembre del año 2000 recibiendo al mercado en 646 dólares. En su período se produce un excelente rally del índice desde 646 a niveles de 2.243 dólares, el índice crece 247% en sus 6 años de Gobierno a una tasa del 41%, muy meritorio teniendo en cuenta que EE.UU. tuvo su crisis entre 2000 y 2003. Sin embargo la recuperación de EE.UU. desde 2003 hasta su ida del Gobierno hace que el índice termine positivo con un crecimiento de 247% de punta a punta, muy lejos del tan amado y odiado Salinas. Salinas había logrado 825% en cinco años, y luego un desplome del 78% en dólares pagando el costo político.

Fox, de extracción empresarial, había sido ejecutivo de una de las compañías multinacionales más importantes, termina su Gobierno con buena imagen aunque sin euforia, pero su buena gestión hace que el candidato de su partido Felipe Calderón gane las elecciones de 2006. En cuanto al índice, su gestión es muy positiva en las elecciones presidenciales el IPC estaba arañando los 2.000 dólares y cuando entrega su mandato al panista Felipe Calderón estaba en 2.243 dólares.

En México los analistas políticos suelen decir que el partido mejor armado siempre para las elecciones es el PRI por su historia, nuevamente el PRI (a pesar de ser el partido mejor armado) vuelve a perder elecciones, creemos que el buen comportamiento del mercado, que avaló la gestión de Fox, tuvo mucho que ver con ello.

GOBIERNO

FELIPE CALDERÓN

1-12 2006


Felipe Calderón asume el 1 de diciembre de 2006 y recibe el índice IPC en niveles de 2.269 dólares de parte de Fox.Dentro de su gestión el índice tiene un gran rally hacia los 3.095 dólares, es decir que tiene un año y medio de euforia en la Bolsa, y de gran comportamiento. No obstante la gran caída de 2008 de Wall Street arrastra a México, que luego de alcanzar máximos históricos de 3.095 dólares produce una gran caída hacia niveles de 1.090 vistos a comienzos de 2009 con la crisis americana. En 2008 tenemos una gran devaluación del peso, en donde el dólar pasa de niveles de 9,90 que alcanzó a fines de julio de 2008 a niveles de 15,50 de marzo de 2009.

Este contagio por la crisis americana, siendo México un gran socio comercial afecta al mercado mexicano, sin embargo desde el peor momento de la cotización en dólares de 1.090 dólares, el mercado intenta una recuperación, encontrándose el 1 de enero de 2010 en niveles de 2.580 dólares.

Si hiciéramos un balance preliminar hasta el primer día de enero de 2010, en 3 años y un mes durante la gestión de Calderón el IPC ha registrado un 15% de crecimiento, una tasa del 4,67% anual. Mucho menos que su antecesor Fox, de hecho, que la devaluación del peso tan fuerte que ocurriera en 2008 y caída de la Bolsa afectó para que en las legislativas de 2009 el PAN haya perdido posiciones con el partido tradicional, el PRI.

Como conclusión, México medido por su Bolsa, en sus últimos 22 años de historia tuvo un espectacular crecimiento entre 1988 y 1994 en la época de Salinas que lo catapultó a héroe, al presidente más popular, al más importante de la centuria. México tuvo su gran crisis con la devaluación de diciembre de 1994 con su pico más bajo en marzo de 1995 cayendo el 78% en dólares. El IPC en dólares se desploma a niveles de 200 dólares desde niveles de 903 dólares, el costo político lo paga básicamente Salinas, pasando de héroe a villano, y luego el PRI perdiendo las elecciones en el año 2000.

Luego Zedillo se va con un índice 12% debajo que lo recibió (se recupera la Bolsa pero no del todo por la crisis), su retiro es sin pena ni gloria, pero bueno, fue capaz de recuperar desde los niveles tan caídos de marzo de 1995. Durante Fox los mercados mejoraron su humor a una tasa que en cualquier lugar del mundo es excelente, pero para Latinoamérica es una tasa no tan espectacular como para retirarse con gran imagen, por lo tanto los mercados despiden a Fox con positivismo de hecho que gana Calderón del PAN, pero sin ninguna euforia; sin la euforia que había producido Salinas en sus primeros cinco años.

Calderón se encuentra con una tasa de crecimiento del 15% en sus tres años y un mes de gestión, es decir una tasa mucho menor que Fox, veremos los próximos tres años qué indican los mercados, el ritmo de crecimiento debe acelerarse para llegar mínimamente a los niveles de Fox para poder tener éxito el PAN en sus presidenciales de 2011. El mercado lo dirá, por lo pronto perdieron las legislativas en manos del PRI que ha recuperado protagonismo.

Por ahora los mercados no han tenido crecimientos extraordinarios para generar la exacerbación positiva del gobernante, tampoco caídas fuertes para exacerbarlo en forma negativa, pero a este ritmo el PAN correrá riesgo en las elecciones de 2011; 2010 y parte de 2011 si acelera el mercado el PAN puede revertir las legislativas de 2009, si no, su suerte estará echada.

Al momento de publicar este artículo está claro que el PAN perdió, 144 meses exactos después que se fuera al poder regresó el PRI a través del actual presidente Peña Nieto. Continuará.

Dejá tu comentario