La punta se fue para Mendoza

Edición Impresa

Godoy Cruz es cosa seria. El equipo del turco Omar Asad es el único puntero del Torneo Clausura y ganó los dos partidos con planteos ofensivos, pero demostrando una gran seguridad defensiva, tanto que no tiene goles en contra.

Ayer en el inmenso campo de San Lorenzo supo cerrarse atrás y aunque también tuvo suerte (hubo dos remates en los postes) manejó el partido con gran criterio no dejándose abrumar por el vértigo del equipo de Diego Simeone.

Con una línea de cuatro donde el único que se desprendía en ataque era Lautaro Formica y con los ojos bien abiertos para neutralizar a los tres delanteros de San Lorenzo, Godoy Cruz manejó la pelota a través de la hábil frialdad de David Ramírez y tuvo en el movedizo César Carranza a una pesadilla para la defensa rival.

Justamente Carranza fue quien definió el partido con un gol donde demostró todos sus recursos técnicos, engañando a Migliore con un cambio de pierna que lo hizo pasar de largo.

San Lorenzo jugó todo el partido pensando en atacar. Armó un planteo con laterales y volantes que se proyectaron por los costados, tratando de abrir la cancha, pero terminaron casi siempre en centros que facilitaron la labor de un Nelson Ibáñez que tuvo lucidas atajadas.

Con el correr de los minutos la presión del público terminó jugando para los mendocinos que durmieron la pelota en la mitad de la cancha y se llevaron a tierras cuyanas tres puntos de oro.

Dejá tu comentario