5 de marzo 2009 - 00:57

“La soja no puede quedar afuera”

Tras la firma entre el Gobierno y la Mesa de Enlace de las actas acuerdo sobre leche, carne, trigo y economías regionales, muchas voces del campo reclaman por un tema que sigue pendiente: las retenciones a la soja. La discusión seguirá en el Congreso, donde los ruralistas buscarán torcer el rumbo por vía legislativa con apoyo de la oposición. Algunos de los argumentos que sostiene el sector para justificar esta causa se desarrollan en este texto publicado por el blog La Patria Chacarera. 
  • Hay 80.000 productores de soja según el Gobierno, tal vez haya muchos más, y no estamos contando los contratistas, ganaderos que arriendan lotes agrícolas ni demás interesados en la oleaginosa. No podemos soslayar la situación de destrucción en la que está la ganadería de carne por las políticas gubernamentales o que la lechería puede estar igual en unos meses, y no dudamos de que el arreglo o la morigeración de estas situaciones tiene que tener el tratamiento urgente que merece. 
  • La situación de la principal zona agrícola argentina y la suerte económica del chacarero en 2009 va a depender de lo que se haga con la soja. Calculo que la cebada y la colza ya se vendió, que del trigo quedan cinco millones de toneladas, que de la soja quedan siete millones de toneladas viejas y que en diciembre van a quedar tres millones de la nueva campaña, lo que da un saldo de cuatro millones extras en relación con las 40 que se cosecharían este año. Adicionalmente, se venderían 11,5 millones de toneladas de maíz (quedaría 1,5 para el verano) y 3,5 millones de toneladas de girasol.
  • Si le ponemos valores a este tonelaje, el cuadro impresiona más. La evolución económica del interior del país va a depender del precio de la soja. Son miles y miles de chacareros de todo tamaño, y un arreglo que los deje afuera puede divorciar a las bases de la Mesa de Enlace y generar un conflicto inmanejable.
  • La situación es lógica a esta altura del año, cuando la cosecha fina ya está (mal) vendida en gran parte, y en una campaña donde el maíz y el girasol han disminuido mucho su producción, y la soja saldría -parece- un poco mejor parada de la sequía.
  • Nadie pide que las alícuotas se bajen a cero en este momento. Pero tienen que rebajar o segmentar las retenciones a la soja. No puede haber negociación positiva que deje afuera al chacarero medio.
  • Dejá tu comentario