Los 10 mejores lugares de Quito

Edición Impresa

Es la capital política, económica y cultural del Ecuador, y posee el centro histórico más grande, menos alterado y mejor preservado de América y se ha convertido en un imán turístico.

"El relicario del arte de América"

Ése es el nombre que se le da a Quito por la cantidad de edificios, lugares, joyas y obras de arte que conserva en su "zona histórica", algo que hizo que fuera la primera ciudad declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Pero la otra zona, la nueva, la supermoderna, señala el carácter pujante de la capital de Ecuador, y de todo el país, en la última década.



El panecillo, para mirar y admirar

El ícono de Quito es el Panecillo, una colina llamada así por su forma, y en su cumbre, a 3.000 metros de altura, hay un mirador natural desde donde se pueden ver de modo espectacular la ciudad y los 14 volcanes que la rodean, entre otros el Chimborazo, el más alto del mundo. En la cumbre está la Virgen Alada del Apocalipsis de 30 m de altura; en su interior hay un mirador y un museo, y cerca, restos de una cisterna preinca. El teleférico TeleferiQo en Cruz Loma es otra forma de ver desde arriba la ciudad que se visita.



Calle de La ronda y el casco histórico

Empiece a recorrer el extraordinario casco histórico por su extremo, al sur de la Plaza de Santo Domingo, por la calle Juan de Dios Morales o De la ronda, la de los bohemios, los artistas, de burdeles y casas de fiestas. Y luego deambular por museos, monasterios, conventos, iglesias que adornan la estética barroca y gótica y deteniéndose en algún bar.



La Plaza mayor y el palacio de gobierno

La Plaza de la Independencia o Plaza Mayor tiene en su centro a la diosa Libertad que señala que aquí se dio el primer grito de independencia de América Latina, en 1809. Están la Catedral y el Palacio de Gobierno, que se pueden visitar; en la Casa de Gobierno uno se puede cruzar con el presidente Rafael Correa, y si va un lunes, verá un bello desfile de cambio de guardia. No se pierda la Calle de las Siete Cruces.



Antiguo hospital San Juan de Dios

Es uno de los museos más interesantes de la ciudad. Fue un hospital entre 1565 y 1974, y allí se buscó sanar física y espiritualmente a españoles, indios y mestizos; hoy expone su historia, que es la de la ciudad. La casona fue edificada por encargo del rey Felipe II, destinada para el primer hospital y recibió el nombre de Hospital de la Santa Misericordia de Nuestro Señor Jesucristo de Real Patrocinio.



Iglesia y convento de la Compañía de Jesús

Asombra a cada paso. La portada de su templo mayor, labrada en piedra volcánica, es una de las más importantes expresiones de la arquitectura barroca en el continente americano y del mundo. La iglesia ha sido llamada Templo de Salomón de América del Sur por su rica ornamentación interna, totalmente cubierta con láminas de oro; es una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad. Imperdible.



Capilla del Hombre y casa de GuayasamÍn

Oswaldo Guayasamín (1919-1999) fue un pintor, dibujante, escultor y muralista, el mejor artista plástico ecuatoriano del siglo XX. En la Capilla del Hombre está la mayor colección de sus obras. En su Casa Museo, junto a sus obras, hay arte arqueológico y de Miró y de Picasso, y alrededor de 400 obras de artistas de todo el mundo. Guayasamín fue muy amigo de Julio Cortázar, que le dedicó un libro.



El inmenso parque nacional Cotopaxi

Si bien Quito tiene varios parques atractivos en la ciudad, ir al límite de las provincias de Pichincha y Cotopaxi es viajar a conocer un área protegida que contiene en su espacio al nevado volcán Cotopaxi. Y está a sólo dos horas de Quito. Deslumbra por sus bosques, lagos y glaciares, fauna y ruinas arqueológicas. Hay un refugio a 4.800 m donde descansar.



La movida nocturna está en La mariscal

La plaza El Quinde, más conocida como Plaza del Mariscal Foch, en la zona del Quito moderno, es el centro de la vida nocturna; tiene calles peatonales con cantidad de restoranes, bares, cafés, discos, karaokes y lugares de conciertos. La Mariscal es un lugar de reunión de turistas. Se encuentran allí alojamientos para mochileros. Es espacio para la farra.



Sentirse en plena mitad del mundo

A 13 km de Quito, en el barrio de San Antonio, está la Ciudad Mitad del Mundo, con una plaza y un obelisco de 30 m de altura, que marca los cuatro puntos cardinales, tiene en su cumbre un globo terráqueo, y está atravesado por una línea amarilla que separa el hemisferio norte del sur. Dentro del monumento hay un museo que recuerda los pueblos originarios del Ecuador; afuera hay un planetario y el Museo Etnográfico Mitad del Mundo. La gente, como en un parque temático juega a saltar de un hemisferio a otro.

Dejá tu comentario