Macocos reiterativos pero graciosos

Edición Impresa

«Pequeño papá ilustrado» de y por Los Macocos. Int.: D. Casablanca, M. Salazar y G. Wolf. Dir.: J. Howard. Arte, Esc. e Ilum.: F. Dopazo. Vest.: F. Dozo y S. Howard. Mús. Orig.: Los Macocos. (Sala ND/ Ateneo). 

«Pequeño papá ilustrado» es un compendio de viñetas padre-hijo, en el que conviven la ternura, el desconcierto, la autocrítica y la ridiculez sin límite.

Este es el segundo espectáculo que presentan Los Macocos a tres años de la muerte de su director, Javier Rama, y del alejamiento de Marcelo Xicarts, otro puntal de la compañía. El año pasado, Daniel Casablanca, Martín Salazar y Gabriel Wolf estrenaron en el Teatro Cervantes «Don Juan de acá» con actores invitados y dirección de Julian Howard. En esta ocasión -y con el mismo director- el trío fundador de Los Macocos da vida a un equipo de conferencistas ocupado en presentar las bondades de un manual de pedagogía de dudosa eficacia.

Para avalar las teorías del misterioso Jean Jean, desfilan por la escena reconocibles estampas de la vida familiar: vacaciones en la playa, retos y penitencias que nunca se cumplen, consumismo infantil, visitas al pediatra, adolescentes abúlicos, niños que se resisten a dormir.

Algunos cuadros resultan reiterativos y el pasaje entre teoría y práctica de a ratos pierde conexión y dinamismo. Pero, los tres Macocos seducen a la platea con su habitual histrionismo y logran que hombres y mujeres oficien de hijos sin moverse de sus butacas.

El cuadro del barco pirata a punto de naufragar es el punto más alto de la función. Simplemente reproduce, en términos oníricos, la «pesadilla» diaria de preparar a los chicos para la escuela. Las corridas y tropiezos de estos corsarios resultan mucho más elocuentes que cualquier anécdota real.

Dejá tu comentario