Macri busca salvar desventaja en lista para diputados

Edición Impresa

Mauricio Macri, como Fernando Pino Solanas, resiste las últimas horas del cierre de listas nacionales, que los encuentra en la coincidencia de no haber previsto una alternativa cuando abandonaron la postulación presidencial para optar por la contienda de la Jefatura de Gobierno. Mañana, cada partido político debe elevar la lista de candidatos que competirán en la interna nacional abierta del 14 de agosto a las respectivas juntas electorales, que a su vez la semana próxima presentarán ante la Justicia.

El PRO correrá, por ahora, con una boleta corta, es decir, sin candidato a presidente, lo que en la Ciudad de Buenos Aires lo deja en desventaja al mostrar en el cuarto oscuro una lista sólo de candidatos a diputados nacionales para la renovación de 12 bancas en el distrito.

El único acuerdo hasta anoche, tras horas largas de reuniones, fijaba a Federico Pinedo como cabeza de esa boleta para que intente renovar el mandato en Diputados. El segundo renglón se reserva para una mujer, pero no tuvo quórum PRO la posibilidad de que la hija de la diputada Silvia Majdalani lo ocupe, aunque Valeria Olivero podría integrar la boleta, en lugares menos expectantes. El PRO busca nombres por fuera de los militantes para conseguir una lista atractiva, pero también considera necesario reservar las bancas, que pudiera obtener, para su tropa. Con chances importantes de llenar ese lugar, Mauricio Macri proponía a Margarita Barrientos, quien organizó el comedor comunitario de Villa Soldati, conocido como Los Piletones. Luego, el tercer puesto lo adjudicarían al legislador porteño Álvaro González, titular de la Comisión de Presupuesto, quien ya no puede renovar la banca local, aunque también analizaban la posibilidad de que el peronista sea segundo de Pinedo en la nómina. El exprocurador de la Ciudad Pablo Tonelli tendría la posibilidad de ir cuarto. Hasta ahí llegan las expectativas del PRO para las elecciones de octubre, en las que también se anota a Miguel Browm (Fundación Pensar) y a Pablo Walter (Esteban Bullrich).

Si bien en la provincia de Buenos Aires el PRO está cerrando acuerdos con el duhaldismo, en Capital Federal, ese sector postulará a Martín Redrado a diputado nacional.

Tiempo de definición

En Proyecto Sur, que aún no digiere el desaire del socialismo que llevará de presidente a Hermes Binner, ayer se completaba el binomio presidencial propio, con Alcira Argumedo y Jorge Cardelli, diputado y dirigente del gremio de maestros CTERA. Por otra parte, Patricia Walsh podría encabezar la lista a diputados nacionales de Proyecto Sur, que sólo se reconciliaría con Binner si le aceptaran una lista propia completa, en cada distrito.

En el kirchnerismo, como sucedió con las listas para la elección porteña del próximo 10 de julio, mantendrá el hermetismo de una decisión exclusiva de la Casa de Gobierno que verá la manera de saldar la puja con aliados que le piden colectoras, como el sabbatellismo, que tiene previsto colar a Vilma Ibarra.

En el cierre de alianzas se presentaron ocho por la Capital Federal la semana pasada, pero puede haber más, teniendo en cuenta que hay partidos que irán sin aliados a la interna de agosto, donde se definirán todas las postulaciones para los comicios nacionales de octubre. En el medio, los porteños visitarán varias veces las urnas, con un cronograma que arranca el 10 de julio para jefe de Gobierno, legisladores y comuneros, sigue el 31 de ese mes con la segunda vuelta y continúa el 14 de agosto, y finalmente el 23 de octubre. Y, si hubiera segunda vuelta, en noviembre la última.

Dejá tu comentario