Malo: economía brasileña se frenó en diciembre

Edición Impresa

San Pablo - La frágil recuperación económica de Brasil perdió fuerza en diciembre, completando el segundo año consecutivo de un crecimiento decepcionante y aumentando las dudas sobre el avance de un repunte sostenido. El índice de actividad económica del Banco Central IBC-Br subió un 0,26% mensual en diciembre en términos ajustados estacionalmente. El indicador había escalado un 0,57% en noviembre, más que el incremento del 0,40% reportado previamente.

Las cifras sugieren que la economía creció menos de un 1% el año pasado pese a que las tasas de interés están en mínimos históricos y a los miles de millones de dólares en reducción de impuestos e incentivos de crédito impulsados por el Gobierno de Dilma Rousseff.

Estancamiento

El IBC-Br subió un 0,62% en la medición ajustada estacionalmente en el cuarto trimestre, menos que el avance del 1,12% del trimestre anterior. En 2012, el indicador creció un modesto 1,64% en la medición sin ajuste estacional. El índice es seguido de cerca por los economistas, que lo consideran un indicador para el dato oficial del PBI. Sin embargo, en el tercer trimestre, el índice no pudo anticipar una sorpresiva baja en los servicios financieros. Algunos economistas dijeron que las cifras de diciembre aún apoyaban la visión de una recuperación económica gradual. Para ellos, el estancamiento de la producción industrial y la sorpresiva caída en las ventas del comercio minorista golpearon a la economía en diciembre. Se esperaba que, debido a la perspectiva de inversiones más fuertes, el ritmo de crecimiento se triplicara en 2013. Pero ahora ese pronóstico se ve cada vez más improbable, y podría verse en riesgo por una inflación más acelerada y por la posibilidad de que el BC suba las tasas de interés. «Aún creo que podremos crecer cerca de un 3% este año, pero eso podría no ocurrir, especialmente si el BC confirma las alzas en la tasa de interés consideradas en la curva de rendimiento local para este año», dijo Vladimir Caramaschi, economista jefe de Crédit Agricole CIB, en San Pablo.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario